Ordenado por

Aún en investigación

Inducen el crecimiento del cabello con las propias células del paciente

Cabello largo
Foto: VIVISCAL

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Columbia (CUMC, en sus siglas en inglés), en Nueva York, Estados Unidos, han ideado un método de restauración del cabello que puede generar el crecimiento de pelo humano en lugar de redistribuirlo de una parte del cuero cabelludo a otra.

   El enfoque podría ampliar el uso de trasplante de cabello para las mujeres con pérdida, que no suelen tener suficiente cabello donante, así como a los hombres en las primeras etapas de la calvicie, según los resultados del estudio, publicado este lunes en la edición digital de 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.

   "Alrededor del 90 por ciento de las mujeres con pérdida de cabello no son fuertes candidatas para la cirugía de trasplante de cabello debido a la insuficiencia de cabello donante", dijo la colíder del estudio, Angela M. Christiano, profesora de Dermatología y de Genética y Desarrollo. "Este método ofrece la posibilidad de inducir a un gran número de folículos pilosos o rejuvenecer los folículos pilosos existentes a partir de células cultivadas gracias a unos pocos cientos de pelos donantes", explica esta investigadora.

   Según Christiano, pacientes con un número limitado de folículos, como mujeres con pérdida de cabello, alopecia cicatricial y quienes pierden cabello por quemaduras, obtienen pocos beneficios de los medicamentos existentes contra la pérdida de cabello, que tienden a reducir la tasa de pérdida de cabello pero, por lo general, no estimulan el crecimiento de nuevo pelo robusto.

   "Las células de la papila dérmica dan lugar a los folículos pilosos y la noción de clonación de los folículos pilosos utilizando células inductivas de la papila dérmica ha existido durante 40 años más o menos", subrayó el otro director del estudio, Colin Jahoda, profesor de Ciencias de Células Madre en la Universidad de Durham, en Inglaterra, y codirector del 'North East England Stem Cell Institute', uno de los primeros fundadores del campo.

"Sin embargo, una vez que las células de la papila dérmica se ponen en tejidos convencionales en cultivo dos dimensiones, vuelven a células básicas de la piel y pierden su capacidad de producir folículos pilosos", agrega este experto, quien señala que se enfrentaron al problema de cómo expandir un número lo suficientemente grande de células para la regeneración del cabello al tiempo que conservan sus propiedades inductivas.

   Los científicos encontraron un indicio de poder superar esta barrera en observaciones de pelo de roedores. Las papilas de roedores pueden ser fácilmente recolectadas, expandidas y transplantadas con éxito de nuevo en la piel de roedores, un método iniciado por el doctor Jahoda hace varios años. Según sospecharon los expertos, la razón principal de que el pelo de los roedores es fácilmente trasplantable es que sus papilas dérmicas (a diferencia de las papilas humanas) tienen a agregarse espontáneamente o formar grupos en los tejidos en cultivo.

   El equipo razonó que estas agrupaciones deben crear su propio entorno extracelular, lo que permite que las papilas interactuar y liberar señales que en última instancia reprograman la piel destinataria para crecer nuevos folículos. "Esto sugiere que si cultivamos papilas humanas de manera que se les anime a agregarse de la misma forma que lo hacen espontáneamente las de los roedores, se podrían crear las condiciones necesarias para inducir el crecimiento del pelo en la piel humana", dijo la autora principal, Claire A. Higgins, científica investigadora asociada.

   Para probar su hipótesis, los investigadores recogieron papilas dérmicas de siete donantes humanos y clonaron las células en cultivos de tejidos, sin añadir  factores de crecimiento. A los pocos días, las papilas cultivadas fueron trasplantadas entre la dermis y la epidermis de la piel humana que se había injertado en la espalda de ratones y en cinco de las siete pruebas, los trasplantes dieron como resultado el crecimiento de cabello que duró al menos seis semanas. El análisis de ADN confirmó que los nuevos folículos eran humanos y genéticamente coincidentes con los donantes.

"Este enfoque tiene el potencial de cambiar el tratamiento médico de la pérdida del cabello --resaltó Christiano--. Los medicamentos de pérdida de cabello actuales tienden a frenar la pérdida de los folículos pilosos o que puedan estimular el crecimiento de pelos existentes, pero no crean nuevos folículos. Tampoco los trasplantes de pelo convencionales, que trasladan un número determinado de los pelos de la parte posterior del cuero cabelludo a la parte delantera".

En cambio, este método tiene el potencial de hacer crecer nuevos folículos utilizando las propias células de un paciente. "Esto podría ampliar en gran medida la utilidad de la cirugía de restauración del pelo para las mujeres y para los pacientes más jóvenes, ya que ahora el tratamiento se limita en gran medida a la calvicie de patrón masculino en los pacientes con enfermedad estable, según esta experta.

   No obstante, los científicos señalan que hace falta más trabajo antes de probar el método en seres humanos. "Tenemos que establecer los orígenes de las propiedades intrínsecas críticas de los pelos inducidos recientemente, como la cinética del ciclo del pelo, el color, el ángulo, la posición y la textura", enumeró el doctor Jahoda.

Europa Press Comunicados Salud