Ordenado por
Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 18/08/2010

Una proteína de la médula, clave para frenarlas

Los golpes en la cabeza propician las enfermedades neurodegenerativas

WASHINGTON, 18 Ago. (Reuters/EP) -

   Sufrir golpes de forma repetida en la cabeza durante la juventud puede favorecer la aparición de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer a largo plazo, según los resultados de un estudio realizado por la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston (Estados Unidos).

   La investigación, publicada en el 'Journal of Neuropathology & Experimental Neurology', tomó como base las autopsias de 12 atletas que experimentaron repetidas contusiones en la cabeza durante su carrera y que fallecieron por alguna enfermedad cerebral o neurológica con un mismo patrón de daño en el sistema nervioso.

   En concreto, se escogieron los cerebros de jugadores de fútbol americano, boxeadores y el de un jugador de hockey. Todos tenían evidencias de haber sufrido encefalopatía traumática crónica (ETC), también conocida como "demencia pugilística", provocada por las repetidas contusiones. Además, tres de ellos fueron diagnosticados con esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

   En este sentido, los investigadores estadounidenses encontraron que la proteína 'TDP-43', con niveles alterados en el cerebro y la médula espinal de los sujetos analizados, podría ser la responsable del desarrollo del ETC y la ELA en los deportistas.

   El daño de un nervio puede desencadenar la degeneración de otros por razones que los científicos todavía no han logrado explicar, aunque este nuevo estudio apunta a que la 'TDP-43' podría estar relacionada con este proceso.

   "Esta es la primera evidencia científica que demuestra que sufrir repetidos traumas en la cabeza practicando deportes de contacto podría estar asociados al desarrollo de un daño neuromotor", señala la directora del estudio, la doctora Ann McKee.

   Asimismo, estos resultados ponen de manifiesto, en opinión de McKee, la "urgente necesidad" de vigilar el desarrollo de los veteranos de las guerras de Irak y Afganistán, muchos de los cuales sufren lesiones cerebrales por explosiones, accidentes y traumatismos craneoencefálicos.

MÁS ELA ENTRE LOS VETERANOS DE GUERRA

   A este respecto, el especialista del Centro Médico de la Universidad de Rochester (Estados Unidos), el doctor Jeffrey Bazarian, ha comentado que el hallazgo podría ayudar a explicar por qué los veteranos de la guerra de Irak tienen una tasas de ELA más altas que la media.

   Según indican los especialistas de la Universidad de Boston, para ello se está estudiando la eficacia de ciertos medicamentos --incluyendo la progesterona, los anticuerpos monoclonales y la minociclina-- para comprobar si son capaces de frenar el proceso de destrucción del nervio que se desencadena después de lesiones provocadas por golpes en la cabeza o las apoplejías.

Europa Press Comunicados Salud
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies