'Competición celular, apoptosis y cáncer'

Ginéz Morata asegura que sin la competición celular las personas no vivirían más de cinco o diez años

'Competición Celular, Apoptosis Y Cáncer'
FUNDACIÓN RAMÓN ARECES
Publicado 26/10/2016 18:50:05CET

MADRID, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

El investigador del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa y Premio Príncipe de Asturias 2007, Ginés Morata, ha asegurado, durante el simposio internacional 'Competición celular, apoptosis y cáncer', que sin la competición celular las personas no vivirían más de cinco o diez años.

"La competición celular es una característica universal del reino animal que descubrimos en España en 1975 y que ha tenido un impacto muy importante en la comprensión de la homeostasis de los tejidos. Se trata de un sistema que identifica células anormales o aberrantes que aparecen en una persona o animal, incluyendo las oncogénicas y las induce a su propia destrucción, les pide que se suiciden", ha explicado Morata.

Asimismo, el investigador ha recordado que hay una cantidad de células de 4x10 elevado a 14 y que continuamente se están produciendo células anormales. En este punto, ha lamentado que algo que se descubrió en España hace cuarenta años será culminado seguramente por los investigadores japoneses, que están recibiendo un apoyo muy importante del Gobierno para avanzar en un sistema que sea capaz de prevenir esos fallos.

"Ese sería el próximo y gran objetivo: encontrar la manera de fortalecer ese mecanismo natural de competición celular, adelantarnos a sus errores y de esa manera incluso llegar a prevenir la aparición del cáncer", ha añadido.

También al nivel de ciencia básica en el que trabajan los investigadores moleculares como Morata, ya han podido concluir que hay prácticas médicas en el tratamiento contra el cáncer que podrían reconsiderarse. "Se está demostrando que la quimioterapia y la radioterapia a veces son contraproducentes. Hemos visto que cuando no se eliminan todas las células tumorales mediante estos tratamientos, las que quedan salen muy reforzadas y se reproducen rápidamente", ha explicado durante su intervención en la Fundación Ramón Areces.

Finalmente, y respecto a cuáles serán los próximos pasos en el mundo de la medicina y el tratamiento contra el cáncer, Morata ha hecho referencia a cómo cada vez son más comunes los estudios completos del genoma de diferentes enfermedades, linfomas y tumores. "Se intenta buscar en esa persona qué variación genética puede ser la responsable del tumor y según su propia constitución genética cuál es el tratamiento que puede resultar más eficaz. Estamos mirando más al futuro, pero el potencial de esto es tremendo", ha concluido.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter