EN EL RESTO DE EVENTOS, EL RIESGO ES EL MISMO

Las fumadoras tienen más riesgo de sufrir un tipo de accidente cerebrovascular más mortal

Fumador, tabaco
EUROPA PRESS
Publicado 23/08/2013 10:54:33CET

MADRID, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

Fumar cigarrillos puede causar riesgos cerebrovasculares similares en hombres y mujeres, pero ellas registran un mayor riesgo de un tipo más mortal y poco común de accidente cerebrovascular, según un nuevo estudio publicado en la revista 'Stroke: Journal of the American Heart Association'.

En comparación con los no fumadores del mismo sexo, el tabaquismo aumenta el riesgo de padecer cualquier tipo de accidente cerebrovascular entre un 60 y un 80 por ciento en las mujeres y los hombres. Según los investigadores, el hallazgo es interesante porque otros estudios han encontrado una fuerte evidencia de que fumar conlleva más posibilidades de enfermedades del corazón en las mujeres que los hombres.

Los científicos compararon los datos de más de 80 estudios internacionales que fueron publicadas entre 1966 y 2013 y encontraron que el tabaquismo está relacionado con más de un 50 por ciento mayor de riesgo de accidente cerebrovascular isquémico, el más común y que es causado por un coágulo de sangre, tanto en hombres como en mujeres. Sin embargo, para el tipo más mortal, que es provocado por una hemorragia cerebral, conocido como accidente cerebrovascular hemorrágico, fumar generó un 17 por ciento más de riesgo en las mujeres que en los hombres.

Por otra parte, en comparación con los hombres que fuman, el riesgo para las mujeres fumadoras fue de un 10 por ciento más alto en los países occidentales que en los asiáticos, posiblemente reflejando una mayor exposición acumulada al tabaco. El estudio también encontró evidencia de que los hombres y las mujeres que consumen tabaco pueden reducir significativamente el riesgo de accidente cerebrovascular al dejar ese hábito.

Los atuores sugirieron que el mayor riesgo de accidente cerebrovascular hemorrágico entre las mujeres podría deberse a las hormonas y cómo la nicotina impacta en las grasas de la sangre. Parece que las grasas, el colesterol y los triglicéridos aumentan en mayor medida en las mujeres que fuman en comparación con los hombres que consumen tabaco, lo que aumenta su riesgo de enfermedad cardiaca coronaria en mayor medida que en los hombres fumadores.

"El tabaquismo es un importante factor de riesgo para el accidente cerebrovascular, tanto para hombres como mujeres, pero, afortunadamente, dejar de fumar es una forma muy eficaz de reducir el riesgo de accidente cerebrovascular", resume Rachel Huxley, autora principal del estudio y profesora de la Facultad de Salud de la Población de la Universidad de Queensland, en Brisbane, Australia. "Las políticas de control del tabaco deberían ser uno de los pilares de los programas de prevención primaria del ictus", concluye.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter