En un 60 por ciento

Una forma de meditación ayuda a reducir el consumo de cigarrillos

Fumador
CEDIDA
Actualizado 06/08/2013 11:12:53 CET

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los fumadores tratados con una forma de meditación de atención plena conocida como Formación Integral Cuerpo-Mente (CICM) redujeron su consumo de tabaco en un 60 por ciento, según un estudio publicado en la edición digital de 'Proceedings of the National Academy of Sciences'. Los sujetos en un grupo de control que recibió un régimen de relajación no mostraron una reducción.

Los estudios sobre el consumo de tabaco por lo general reclutan a los que desean dejar de fumar o reducir su consumo de tabaco, pero en esta investigación, los voluntarios estaban interesados ??en reducir el estrés y mejorar su rendimiento. Así, se diseñó el experimento para explorar cómo CICM afectaría a la conducta de fumar.

Entre los voluntarios había 27 fumadores, de 21 años de edad, que fumaban una media de diez cigarrillos al día, 15 de ellos (11 hombres) fueron ubicados en el grupo experimental de formación con CICM durante un total de cinco horas a lo largo de dos semanas.

CICM, que consiste en la relajación de todo el cuerpo, la visualización mental y entrenamiento de la mente dirigido por un entrenador cualificado, siempre se ha practicado en China. Ha sido objeto de estudio por sus posibles impactos en una variedad de tensiones y cambios relacionados en el cerebro, incluyendo la función y estructura.

Los coautores del artículo, Yi-Yuan Tang, de la Universidad Tecnológica de Texas, en Lubbock (Estados Unidos), y Michael I. Posner, profesor emérito de Psicología en la Universidad de Oregon (Estados Unidos), han colaborado en una serie de estudios sobre CICM. Tang, ex profesor de investigación en la UO, trabaja ahora con el Departamento de Psicología de la Universidad de Texas y es director del Instituto de Neuroimagen del centro universitario.

"Encontramos que los participantes que recibieron capacitación CICM también experimentaron una disminución significativa de sus ansias por los cigarrillos", dijo Tang. "Debido a que la meditación consciente promueve el control personal y se ha demostrado que afecta positivamente en la atención y la apertura a experiencias internas y externas, creemos que la meditación puede ser útil para hacer frente a los síntomas de la adicción", añade.

Muchos de los participantes sólo reconocieron que habían reducido el hábito tabáquico después de que una prueba objetiva que mide la cantidad de monóxido de carbono exhalado mostró la reducción, dijo Tang. Antes y después de los experimentos, se analizó a todos los participantes para determinar sus niveles de monóxido de carbono. Para identificar los mecanismos cerebrales que pueden ser la base de reducción de tabaquismo, los investigadores utilizaron imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI) durante el descanso para entender las áreas del cerebro involucradas.

De acuerdo con los resultados de resonancia magnética funcional, los fumadores antes de entrar en el programa de CICM tenían reducida la actividad en su corteza cingulada anterior (ACC), la corteza prefrontal lateral (PFC) y otras áreas, las cuales indican autocontrol afectado.

Después de dos semanas de CICM, los fumadores vieron aumentada significativamente la actividad en su ACC, PFC media y circunvolución frontal inferior /ventrolateral. PFC No se encontraron cambios significativos entre los fumadores en el grupo de control sin CICM.

Durante un seguimientos después de dos y cuatro semanas, cinco de los fumadores cuyo hábito de fumar se había reducido significativamente después CICM informaron que seguían manteniendo la mejoría. La aparente capacidad de CICM para mejorar el autocontrol y reducir el estrés puede hacer que sea útil para la reducción del tabaquismo y el deseo por fumar, incluso en aquellos que no tienen intención de dejar de fumar, así como en el tratamiento de las personas con otras adicciones", escribieron los autores, quienes señalan que no obliga a los participantes a resistir el deseo o dejar de fumar, sino que se centra en mejorar la capacidad de autocontrol para manejar deseo y la conducta de fumar.

Los investigadores, sin embargo, advierten que el grupo de participantes fue pequeño y se necesita investigación adicional. "No podemos decir cuánto tiempo durará el efecto de la reducción del tabaquismo -dijo Posner--. Este es un hallazgo temprano, pero alentador. Puede ser que para tenga un efecto duradero en la reducción o dejar el tabaco, los fumadores tengan que seguir practicando la meditación durante un periodo de tiempo más largo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter