Los expertos en colesterol recomiendan la dieta mediterránea para prevenir el desarrollo de la aterosclerosis

Actualizado 16/11/2006 23:30:04 CET

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

El colesterol HDL, más conocido como colesterol "bueno", disminuye la oxidación de las células espumosas y retarda la formación de aterosclerosis, según los expertos reunidos en el IX Simposio Internacional y X Simposio Científico de la Fundación Lilly sobre Alimentación, Lípidos y Aterosclerosis, quienes recomiendan el consumo de frutas, hortalizas, leguminosas, pescados y aceite de oliva, en definitiva la dieta mediterránea, para prevenir la aparición de esta enfermedad.

Estos alimentos tienen efectos "protectores" por ser ricos en antioxidantes y polifenoles, sustancias que aumentan "notablemente" la actividad de las paraoxonasas, que protegen de la oxidación a los lípidos presentes en las lipoproteínas, los macrófagos y los eritrocitos, con la consecuente reducción del stress oxidativo, la formación de células espumosas y el desarrollo de arteriosclerosis.

Según explica el presidente de la Sociedad Española de Arteriosclerosis (SEA), el doctor Pedro González, las tres medidas fundamentales para elevar el HDL son la alimentación adecuada, el ejercicio físico y el abandono del tabaco, informaron los laboratorios Lilly en un comunicado.

Respecto a la dieta, para evitar y ayudar a controlar la aparición de placas de ateroma, el director de la Fundación Lilly y presidente del Instituto DRECE de Estudios Biomédicos, el doctor José Antonio Gutiérrez, insiste en la conveniencia de consumir frutas, hortalizas, leguminosas como el arroz, pescados y aceite de oliva.

"Dicho en otras palabras, dieta mediterránea y mejor aún, dieta española", recalcó González, quien consideró que se debe ser "más prudente con las grasas, sobre todo con las saturadas".

Los españoles tienen una concentración de colesterol HDL en sangre superior al del resto de países europeos, lo que explica que en nuestro país la mortalidad por enfermedad cardiovascular sea hasta diez veces menor que en países como Finlandia o Ucrania, según los resultados del estudio Dieta y Riesgo de Enfermedades Cardiovasculares en España (DRECE).

El estudio, realizado a través del seguimiento de 5.000 individuos durante más de 15 años, demostró que también existen diferencias regionales, ya que los habitantes de Castilla y León, País Vasco y Navarra presentan un nivel menor de colesterol "malo" y mayor del "bueno" que los de comunidades como Canarias, Andalucía y Valencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter