Un estudio sostiene que el própolis de las abejas ayuda a combatir el resfriado

Actualizado 20/12/2006 19:17:52 CET

CUENCA, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El própolis, una sustancia producida por las abejas ayuda a prevenir gripes y resfriados, según los estudios reflejados en el curso sobre Tratamiento de las Afecciones Respiratorias con Plantas Medicinales, organizado por el Colegio de Farmacéuticos de Cuenca, en colaboración con Arkopharma.

El curso pretende ofrecer a farmacéuticos una información actualizada sobre las plantas y complementos nutricionales que han demostrado mayor eficacia y seguridad para prevenir y tratar las infecciones respiratorias, para que la población pueda asesorarse en su oficina de farmacia, informó Arkopharma.

El própolis es una sustancia elaborada a partir de la libación de resinas procedentes de yemas, cortezas y otras partes de algunos árboles. Dentro de la colmena, se utiliza para cubrir grietas y aberturas de la colmena y embalsamar animales intrusos.

Gracias a su composición resinosa, rica en aceites esenciales, minerales y oligoelementos, el própolis tiene unas propiedades farmacológicas muy activas: antibacterianas, anestésicas, cicatrizantes y antialérgicas.

Cuenca, en especial La Alcarria, cuenta con una gran tradición en el uso de productos de la abejas. En la provincia existen cerca de 46.600 colmenas. El 80 por ciento de las explotaciones son familiares y tienen menos de 150 colmenas, el resto pertenece a apicultores profesionales, con un número mayor de colmenas.

Las propiedades del própolis ya eran conocidas en la Antigüedad. Los egipcios, imitando a las abejas, lo empleaban para embalsamar. Los griegos lo utilizaron como remedio para infecciones de la piel, llagas y supuraciones. También los romanos --cuyos soldados siempre llevaban una bolsa con própolis-- y los incas lo aplicaban en infecciones febriles.

Según se refleja en el curso, la planta que ha demostrado mayor capacidad para prevenir y reducir los síntomas del resfriado es la echinácea, debido a su capacidad de aumentar nuestro sistema de defensas. Así un estudio con pacientes suecos demostró que reducía en tres días (de 9 a 6) la duración media del resfriado común.

Otras plantas indicadas en gripes y resfriados son el gordolobo, el marrubio y las yemas de pino, por su capacidad expectorante; el llantén mayor, por sus propiedades antihistamínicas; y dos plantas clásicas de la tradición, el eucalipto y el tomillo, debido a su efecto antiséptico. Sin embargo, ha sido en las últimas décadas cuando se han podido comprobar de manera científica los beneficios de las plantas medicinales y pasar a la formulación de fármaco, más eficaz y segura.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter