Un estudio europeo señala que más de la mitad de los huevos españoles están contaminados de salmonela

Actualizado 15/06/2006 23:05:03 CET

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

Según una filtración de un estudio realizado por la Autoridad Europea para la Seguridad en los Alimentos más de la mitad de los huevos que salen de nuestro país están contaminados de salmonela. Unos datos ante los que el Consejo de la Industria Británica del Huevo solicitó hoy que se prohíban las importaciones de huevos españoles. Unas acusaciones a las que rápidamente salieron al paso los productores de huevo españoles. Desde la Organización Interprofesional del Huevo y sus Productos (Improvo) aseguran que los huevos españoles no tienen ningún riesgo de sufrir ningún tipo de infecciones alimentarias y señalan se están utilizando los datos del estudio para frenar las exportaciones de huevos españoles en un momento de crisis en el mercado comunitario.

Según el estudio comunitario el 51 por ciento de los huevos analizados en las granjas españolas estaban contaminados de salmonela. Un porcentaje ya de por sí muy alto pero que se eleva aún más en el caso de otros países como la República Checa o Polonia, donde era del 62 y el 55 por ciento respectivamente.

Ante esta filtración, la alarma se ha desatado en el Reino Unido, algo lógico si tenemos en cuenta que nuestro país es el principal exportador de huevos para el mercado británico, donde el 15 por ciento del total de huevos que se consumen son importados. El resto, un 85 por ciento, se producen en granjas británicas en las que se ha detectado un nivel de infección del 12 por ciento, el tercer país con un índice más bajo.

A tenor de los datos filtrados el vicepresidente del Consejo de la Industria británica del Huevo, Andrew Joret, no dudó en pedir el cierre de Reino Unido a estas importaciones. "Creemos que las importaciones de huevos deben ser prohibidas, a no ser que éstos sean producidos bajo los estándares británicos", sentenció. Concretamente, Joret precisó los requisitos que se exigen en Gran Bretaña incluyen vacunar a las gallinas contra la salmonela y establecer una fecha de caducidad para cada huevo, así como el funcionamiento de un sistema de trazabilidad avanzado que permita conocer los detalles de su procedencia.

MANIPULACIÓN DEL INFORME

Pero los productores españoles ya han expresado su malestar ante lo que entienden que es una utilización los datos del estudio, realizando una interpretación errónea de los mismos, para frenar las exportaciones de huevos españoles a sus países en un momento de crisis en el mercado comunitario.

"Los datos de prevalencia de salmonela en granjas que ofrece el estudio no implican que exista un riesgo mayor de toxiinfecciones alimentarias que el que había hasta la fecha. Por lo tanto, no se trata en ningún momento de un estudio para determinar la prevalencia de esta bacteria en el huevo, ni siquiera en la gallina", señala Improvo a través de un comunicado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter