Las estatinas están asociadas con un menor riesgo de cáncer de próstata avanzado

Actualizado 20/12/2006 14:30:03 CET

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El uso de medicaciones para bajar el colesterol llamadas estatinas está asociado con un menor riesgo de cáncer de próstata avanzado aunque no está vinculado a un menor riesgo global de padecer este tipo de cáncer, según un estudio de la Escuela Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore (Estados Unidos) que se publica en la revista 'Journal of National Cancer Institute'.

Dos estudios recientes descubrieron una asociación entre el uso de estatinas y un menor riesgo de cáncer de próstata. Sin embargo, otros estudios observacionales y ensayos clínicos no han confirmado tales descubrimientos.

Para investigar una posible asociación entre el uso de estatinas y el riesgo de cáncer de próstata y el cáncer de próstata avanzado, los investigadores analizaron datos de un estudio de seguimiento sobre la salud de profesionales, un grupo de 34.989 hombres de entre 40 y 75 años de edad. Entre 1990 y 2002, los hombres fueron entrevistados año sí año no sobre varios factores que incluían el consumo de fármacos para reducir el colesterol.

En 1990, el 4,4 por ciento de los hombres entrevistados tomaban estatinas. En 2000, el número aumentó hasta el 23,8 por ciento. El consumo actual de estatinas no se asoció con el riesgo de cáncer de próstata global o la localización de la enfermedad. Sin embargo, el uso habitual de estatinas se asoció con un menor riesgo de cáncer de próstata avanzado.

En comparación con los hombres que nunca habían tomado estatinas, aquellos que las tomaban habitualmente tenían la mitad de riesgo de padecer la enfermedad en una fase avanzada y menos de la mitad del riesgo de padecer metástasis o morir de la enfermedad.

Los autores calcularon que la incidencia del cáncer avanzado de próstata entre los consumidores habituales de estatinas era de 38 casos por cada 100.000 hombres al año y este número ascendía hasta los 89 casos entre los no consumidores de estos fármacos para bajar el colesterol. La asociación inversa fue incluso más fuerte en los casos de cáncer de próstata letal y metástasis y el menor riesgo de enfermedad avanzada fue incluso menor con el uso prolongado de los fármacos.

Según los expertos, el hecho de que los consumidores de estatinas se sometieran a más controles del antígeno específico de la próstata (PSA), una prueba que a menudo se utiliza como un indicador precoz del cáncer de próstata, podría ser un factor de confusión en el estudio. Los autores señalan que este factor no afecta a sus resultados aunque son cautelosos sobre el posible sesgo que éste podría inducir en los datos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter