LA OMS CELEBRA ESTOS DATOS

China reduce su consumo de tabaco gracias a la subida de impuestos

Colillas De Tabaco
RAÚL SORIANO MESEGUER/FLICKR
Publicado 10/05/2016 11:06:32CET

   PEKÍN, 10 May. (Reuters/EP) -

   Las ventas de tabaco en China se han reducido ligeramente durante el último año después de la subida de impuestos, según ha informado este martes la Organización Mundial de la Salud (OMS), que celebra el esfuerzo del país asiático para reducir el consumo y los importantes costes sanitarios del hábito tabáquico.

   En concreto, este organismo de Naciones Unidas ha informado de una caída de las ventas del 3,3 por ciento en marzo de 2016, en comparación con el mismo mes del año anterior, mientras que las ventas de los cigarrillos más baratos se han reducido un 5,5 por ciento en el mismo periodo.

   Un descenso que atribuyen a la subida de impuestos que, a su juicio, ha llevado a los fumadores con menos ingresos a comprar menos tabaco. "Es una buena noticia porque los grupos socioeconómicos más bajos están más afectados por los problemas sanitarios y económicos de fumar", ha destacado Bernhard Schwartländer, representante de la OMS en China.

   China es actualmente el mayor productor y consumidor de tabaco del mundo, con 300 millones de fumadores y 740 millones de ciudadanos más considerados como fumadores pasivos, pero está trabajando para combatir este consumo pese a la fuerte oposición de la industria tabaquera.

   El año pasado el Gobierno chino subió los impuestos a la venta del tabaco al por mayor del 5 al 11 por ciento, un aumento que le permitió aumentar sus ingresos unos 70 millones de yuanes (unos 9,6 millones de euros) en 2015, lo que propició que el precio del tabaco al por menor aumentara una media del 10 por ciento.

   Esta iniciativa se ha encontrado con la dura oposición de la industria tabaquera de propiedad estatal, que aporta aproximadamente del 7 al 10 por ciento de los ingresos fiscales del Gobierno.

   El año pasado un estudio reveló que dos tercios de los hombres jóvenes chinos comenzaban a fumar cada año, a una edad media de 20 años, y que alrededor de la mitad de estos acabaría falleciendo como consecuencia de alguna enfermedad derivada de este consumo a menos que dejaran de fumar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter