Según 'Nature'

La cepa H7N9 de gripe aviar podría desatar una epidemia mundial

Gripe aviar
STRINGER CHINA / REUTERS
Actualizado 11/07/2013 11:01:29 CET

MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

El virus de la gripe aviar H7N9 emergente responsable de al menos 37 muertes en China tiene cualidades que podrían desatar una epidemia mundial de gripe, según un nuevo estudio publicado este miércoles en la revista 'Nature'.

Un equipo internacional, dirigido por Yoshihiro Kawaoka, de la Universidad de Wisconsin-Madison, en Estados Unidos, y la Universidad de Tokio, en Japón, realizó un análisis exhaustivo de dos de las primeras cepas humanas del virus de pacientes en China. Sus esfuerzos revelan la capacidad del virus H7N9 de infectar y replicarse en varias especies de mamíferos, incluyendo los hurones y monos, y transmitirse en hurones, lo que sugiere que H7N9 tiene el potencial de convertirse en una amenaza mundial para la salud humana.

"El virus H7N9 tiene varias características típicamente asociadas con los virus de la gripe humana y por lo tanto posee potencial pandémico y deben ser monitoreado de cerca", dice Kawaoka, uno de los principales expertos del mundo sobre la gripe aviar.

Normalmente, los virus de la gripe aviar no infectan a los seres humanos, con la excepción de la cepa H5N1 altamente patógena. Sin embargo, el virus H7N9 han infectado hasta el momento, al menos a 132 personas, matando a más del 20 por ciento de los infectados, y con sospecha de varios casos de contagio humano a humano.

El nuevo estudio sugiere que la capacidad del virus H7N9 de infectar y replicarse en células humanas puede deberse a sólo unos pocos cambios de aminoácidos en la secuencia genética del virus. "Estas dos características son necesarias, aunque no suficientes, para causar una pandemia", afirma Kawaoka, explicando que el virus de la gripe depende de las células huésped, que secuestra para hacer nuevas partículas del virus y mantener la cadena de infección.

En los monos, el virus H7N9 fue capaz de infectar eficazmente células tanto en la parte superior como en el tracto respiratorio inferior. Los virus de la gripe humanos convencionales están típicamente limitados a la vía aérea superior de los primates no humanos infectados.

"Si los virus H7N9 adquieren la capacidad de transmitirse eficientemente de persona a persona, un brote mundial es casi seguro, ya que los humanos carecen de la respuesta inmunitaria protectora a este tipo de virus", alerta Kawaoka.

Estudios de transmisión llevados a cabo por el grupo de Kawaoka en hurones, animales que, como los humanos, infectan uno al otro a través de la tos y los estornudos y que son un modelo estándar para los estudios de la gripe en los mamíferos, mostró que una de las cepas aisladas de H7N9 en seres humanos puede transmitirse a través de las gotitas respiratorias, aunque no tan eficientemente como los virus de la gripe humana.

La transmisión por aerosol limitada observada en los hurones se suma a las preocupaciones sobre la amenaza potencial de los virus de la gripe aviar que por lo general carecen de esa capacidad, señala Kawaoka. "El virus H7N9 combina varias características de los virus de la influenza pandémica, es decir, su capacidad para unirse y replicarse en las células humanas y la capacidad de transmitirse a través de gotitas respiratorias", resume Kawaoka.

Complica el panorama de H7N9 el hecho de que el virus H7N9 no mata a las aves de corral, lo que hace mucho más difícil el control. "No podemos simplemente tener cuidado con las aves enfermas o muertas. Más bien, las pruebas tienen que realizarse para determinar si un ave está infectada. Teniendo en cuenta el gran número de aves, ésta es una tarea de enormes proporciones", afirma el experto principal.

La buena noticia es que la mayoría de las cepas de H7N9 probadas eran algo sensibles a los fármacos antivirales eficaces contra el virus de la gripe estacional, a excepción de una cepa, que parece ser una mezcla de dos variantes del virus H7N9 y que parecía resistir los inhibidores de la neuraminidasa como el 'Tamiflu'. En todo caso, Kawaoka subraya que se necesita más investigación para apoyar el desarrollo de vacunas, evaluar los riesgos y comprender mejor por qué los virus H7N9 infectan a los humanos con tanta eficiencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter