El Congreso va a debatir despenalizar la eutanasia

AECC pide garantizar el acceso a cuidados paliativos para todos los pacientes y avisa que la cobertura no llega al 100%

Cuidados Paliativos
CEDIDA POR ANA MARÍA PÉREZ - Archivo
Publicado 11/05/2018 10:49:04CET

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) ha emitido un comunicado, un día después de que el Congreso de los Diputados diera luz verde a debatir una posible despenalización de la eutanasia, en el que solicita que, antes de abrir el debate, se garantice el acceso a cuidados paliativos para "todos" los que lo necesitan.

Y es que, tal y como ha recordado, actualmente la cobertura de los cuidados paliativos no llega al cien por cien, el 50 por ciento de las personas que lo necesitan mueren con dolor físico y el 75 por ciento con dolor emocional.

Por ello, ha solicitado que el debate sobre la regulación de la eutanasia se abra una vez garantizado este derecho, y que se realice un análisis "exhaustivo" de la actual atención sanitaria y social a las personas con enfermedad avanzada o en el final de la vida.

Asimismo, la AECC ha pedido crear una ley estatal que permita armonizar las leyes que ya existen en varias comunidades autónomas y que incluya, "como mínimo", garantizar el acceso a cuidados paliativos para todas las personas que lo necesiten; y respetar las preferencias del enfermo si desea permanecer en su domicilio, siempre que las condiciones de la persona enferma y su entorno familiar lo permitan.

Del mismo modo, esta normativa debería garantizar el trabajo multi e interdisciplinar, así como la coordinación adecuada de los profesionales que aportan alivio y cuidados en todas las dimensiones de la calidad de vida del enfermo y su familia (física, emocional, social y espiritual); además de garantizar la formación de los profesionales del ámbito socio sanitario en la atención a las personas y familias en esta situación.

Finalmente, a juicio de la AECC, debe facilitar la participación de los pacientes y cuidadores en el proceso de atención, dotando al cuidador principal de los recursos de apoyo necesarios que mejoren tanto la calidad de vida de su familiar enfermo como la suya propia; y fomentar la solidaridad social en el acompañamiento a las personas en el final de la vida a través del voluntariado formado para ello, asegurando la disponibilidad de la atención al duelo, de manera que favorezca la continuidad en el cuidado de la unidad familiar.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.