Hasta un 66%

El aceite de oliva reduce el riesgo de problemas circulatorios en las extremidades

Actualizado 07/10/2014 4:34:25 CET

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El aceite de oliva extra-virgen puede reducir hasta un 66 por ciento el riesgo de padecer ciertos problemas circulatorios en las extremidades, como arteriopatía periférica, según un estudio de científicos del Centro de Investigación Biomédica en Red Obesidad y la Nutrición (CIBERobn).

   Esta investigación, que ha sido publicada en el 'Journal of the American Medical Association' (JAMA) y está enmarcado en el estudio de Prevención con Dieta Mediterránea (PREDIMED), también ha demostrado que no sólo el aceite de oliva, sino que cualquier alimento relacionado con la dieta mediterránea, contribuye a la disminución del riesgo de sufrir arteriopatía periférica. El estudio ha estado liderado por los profesores de medicina preventiva de la Universidad de Navarra Miguel Ángel Martínez-González y el doctor Miguel Ruiz-Canela.

   En este sentido, Martínez-González ha asegurado que en uno de los grupos participantes en el proyecto vieron cómo se reducía el riesgo de tener problemas circulatorios en las extremidades a pesar de no haber tomado aceite de oliva. "Un grupo de 2.452 participantes también recibió educación en dieta mediterránea pero se les regalaban frutos secos en vez de aceite de oliva. Este grupo de frutos secos también experimentó una reducción significativa del riesgo, del 50 por ciento (19 a 70 por ciento) en comparación con el grupo control", ha dicho.

   De los 4 años de intervención y seguimiento del estudio, los investigadores han separado al total de participantes (7.447 hombres y mujeres españoles de 55 a 80 años de alto riesgo de enfermedad
vascular arteriosclerótica) en dos grupos, uno de 2.539 participantes asignados a aceite de oliva virgen, mientras que otro de 2.444 personas han recibido una dieta baja en grasas, ha señalado el estudio.

   Dados los beneficios de la dieta mediterránea encontrados en este estudio, parte de la población española podrá aprovecharlos para mejorar su calidad de vida. De hecho, más del 5 por ciento de las personas mayores de 50 años sufren esta enfermedad y los fumadores, diabéticos y quienes tengan una alta presión arterial o colesterol son los más propensos a padecerla, según la investigación.

   La arteriopatía periférica o enfermedad vascular periférica, según Martínez-González, "puede ocasionar complicaciones como úlceras o heridas que no cicatrizan, infecciones en los pies o incluso gangrena. En casos graves y avanzados puede ser necesaria la amputación. La causa es la arteriosclerosis de las arterias de las piernas. La presencia de arteriopatía periférica suele ser indicio de que la arteriosclerosis puede estar también presente en las arterias coronarias o cerebrales", ha señalado.

   Esta reducción del riesgo de padecer esta patología se une a la que estos investigadores ya habían descubierto sobre enfermedades cardiovasculares mayores. "Recientemente hemos podido poner de manifiesto que una intervención con dieta mediterránea era capaz de lograr una reducción relativa del 30 por ciento en el riesgo de enfermedad cardiovascular mayor (infarto, ictus o muerte) y de diabetes".

   En este sentido, ha calificado los datos del estudio sobre la arteriopatía periférica son "todavía más impresionantes", ya que son "el mayor efecto protector comprobado en nuestro ensayo y proporciona un respaldo sólido al efecto global beneficioso de las dietas de tipo mediterráneo contra la arteriosclerosis".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter