11 de abril: Día Mundial

El 15% de los pacientes con Parkinson tienen menos de 45 años

Actualizado 10/04/2014 15:09:29 CET
Imagen De Una Mano
Foto: FLICKER/MEGYARSH

MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

   En España se estima que podría haber hasta 150.000 afectados por la enfermedad de Parkinson, de ellos el 15 por ciento no superan los 45 años, según ha alertado la Sociedad Española de Neurología (SEN) con motivo este viernes del Día Mundial de la Enfermedad, una patología degenerativa y crónica del sistema nervioso, caracterizada por afectar a las zonas del cerebro encargadas del control y coordinación del movimiento y del equilibrio.

   "Se tiende a pensar que el Parkinson solo afecta a personas mayores, cuando en un 15 por ciento de los casos los pacientes son menores de 45 años, o que la primera y única manifestación de la enfermedad es el temblor, cuando, en un alto porcentaje de pacientes no se manifiesta", señala la coordinadora del Grupo de Estudio de Trastornos del Movimiento de la Sociedad Española de Neurología, la doctora Rosario Luquín Piudo, quien alerta del alto desconocimiento de la enfermedad entre la población.

   A pesar de que el Parkinson es la segunda patología neurodegenerativa tras el Alzheimer, "existe mucho desconocimiento y falsas creencias sobre esta enfermedad que dificulta mucho el diagnostico", de hecho algunos estudios de ámbito europeo apuntan que más de un 50 por ciento de la población desconoce que es una enfermedad neurológica y un porcentaje aún mayor no sabría identificar ciertos síntomas como propios de la patología o no cree que sea una enfermedad invalidante.

   También es desconocido que, aunque es muy raro, la enfermedad puede iniciarse en la infancia o en la adolescencia. Asimismo, la población cree que los temblores y la rigidez muscular cursan de igual modo en todos los pacientes, sin embargo el Parkinson afecta y progresa en cada individuo de manera diferente.

     A la necesidad de aumentar el conocimiento de la enfermedad, se une la prioridad de reducir el tiempo de diagnóstico de esta enfermedad; un reciente estudio señala que el 52 por ciento de las personas afectadas en España tarda una media de 1 a 5 años desde que aparece el primer síntoma hasta ser diagnosticados y que un 19 por ciento espera más de 5 años en recibir el diagnóstico definitivo.

   Desde la asociación señalan que una mejor investigación reduciría las dificultades del diagnostico. Actualmente no se conocen las causas de la enfermedad en un 85 por ciento de los casos -aproximadamente un 10% se consideran hereditarias y un 5% podrían tener un origen ambiental o tóxico- y no existe una prueba que permita establece con total garantía que un sujeto padece la enfermedad.

   "Cuando el inicio de la enfermedad se manifiesta por temblor, el diagnóstico suele realizarse de forma más temprana, pero cuando hablamos, por ejemplo, de depresión, torpeza motora o dolor, fatiga, es cuando se producen retrasos en el diagnóstico, tanto porque el paciente o su familia no le dan la importancia que realmente tienen, como porque se derivan a otros especialistas", explica Luquin.

   Es importante mejorar los tiempos de diagnóstico porque cuanto antes se inicie el tratamiento, mejor calidad de vida tendrán los pacientes. "Aunque no exista un tratamiento definitivo para la enfermedad y éste deba ser individualizado, en los inicios de la enfermedad es cuando se obtiene la mejor respuesta de los fármacos existentes", añade.

AFECTA AL 2% DE LOS MAYORES DE 65

   Por lo general, la edad de comienzo de la enfermedad suele ser cuando el paciente alcanza la mediana edad, aproximadamente el 70 por ciento de las personas que la tiene más de 65 años, lo que supone el 2 por ciento de los mayores de esta edad padecen la enfermedad. Aunque el temblor, así como la rigidez muscular, la lentitud de movimientos, caminar arrastrando los pies, problemas de equilibrio o dar pasos lentos son algunos de los síntomas motores más llamativos, existen una serie de síntomas no motores que pueden aparecer mucho antes.

   "Parkinson no es ni sinónimo de temblor, ni éste tiene por qué ser su primer y único síntoma. Entre el 30 y 40 por ciento de los casos de enfermedad no hay temblor, es más, en un 40 por ciento de los casos, la primera manifestación es la depresión", afirma la doctora.

   Además de la depresión, que es un síntoma habitual y puede aparecer desde el principio de la enfermedad en un alto porcentaje de casos, también ansiedad e irritabilidad, demencia (entre el 15 y el 25% de los pacientes pueden desarrollarla), trastornos de sueño, hormigueo o dolor en las extremidades, fatiga, disfunción olfatoria (presente en un 90% de los pacientes), son otros síntomas a tener en cuenta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter