Actualizado 30/11/2011 16:02 CET

Científicos andaluces identifican un gen que protege frente al VIH

SEVILLA, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de científicos de la Universidad de Jaén (UJA) ha identificado un gen que tiene un efecto "protector" frente al virus del VIH y que es responsable, en un porcentaje "significativamente alto", de que individuos con conductas de riesgo, como drogodependientes que comparten jeringuillas, no se infecten de este virus.

Antonio Caruz, responsable principal del proyecto con el que se ha identificado esta mutación genética 'Polimorfismos Genéticos de la Ruta del Complemento y Resistencia A la Infección Por VIH-1 en Drogadictos Por Vía Parenteral', ha explicado en este sentido que existe "una asociación entre un determinado componente genético y el hecho de ser resistente a la infección".

En concreto, ha detallado que las personas drogodependientes expuestas al VIH y no infectadas tienen ese componente genético en el 43 por ciento de los casos, frente al 18 por ciento de quienes no tienen esa mutación genética.

Aunque este porcentaje, según Caruz, "es estadísticamente significativo", ha admitido que "no se trata de una resistencia absoluta sino que genera una resistencia parcial". Así, ha reconocido que "puede haber otros actores en juego que no hemos identificado aún".

Por ello, este equipo investiga ahora por qué esa variante genética protege frente al virus del VIH. "Hemos encontrado al gen implicado en la protección, pero no sabemos por qué y cómo funciona", ha puntualizo este especialista.

Para llegar a estas conclusiones, los científicos andaluces trabajan con un grupo objetivo de 220 pacientes, seleccionados en colaboración con los hospitales de Valme (Sevilla), Reina Sofía (Córdoba) y Arnau de Vilanova (Lleida).

PERFIL AFECTADO

El perfil se corresponde con el de un varón de unos 40 años, drogodependiente expuesto a la infección por comportamiento de riesgo continuado por compartir jeringuillas, y, sin embargo, seronegativo para VIH, aunque sí se ha infectado de hepatitis B y C.

Las mujeres han sido excluidas de esta investigación ya que, según ha explicado Caruz, su sistema inmune funciona de forma diferente al de los hombres. "Las mujeres son muy sensibles a algunas enfermedades como, por ejemplo, hepatitis E, y muy resistentes a otras. Incluirlas en el estudio suponía que aumentara mucho la varianza experimental", ha aclarado.

SIGUIENTE OBJETIVO DE LA INVESTIGACIÓN

El siguiente objetivo del grupo andaluz es demostrar que el papel protector de ese gen funciona también en otras vías de transmisión del VIH, como la sexual. Para ello trabajan con una cohorte de pacientes de un hospital italiano.

"Si encontramos que el gen asociado a resistencia en drogodependientes expuestos al por vía parenteral se encuentra también en un grupo poblacional externo al nuestro y expuesto al VIH por otra vía de transmisión sería como un control de calidad de nuestro trabajo y aumentaría enormemente el impacto que tiene ese gen en la transmisión del virus", ha argumentado.

Este proyecto, que comenzó en 2010 y tiene una duración de tres años, está financiado por la Consejería de Salud andaluza, a través de la Fundación para la Investigación Biomédica de Andalucía Oriental.

En España, según datos de 2009 de la OMS y del Ministerio de Sanidad, se estima que unas 1.200 personas murieron de sida durante ese año y que, entre 120.000 y 150.000, viven con la infección por VIH; de ellas, una cuarta parte aún no lo sabe. En el mundo, las cifras facilitadas por la OMS alcanzan los 33,3 millones de infectados por VIH y los dos millones de muertos por sida en 2009.