Publicado 20/07/2021 17:05CET

Un informe analiza el peso geopolítico y la inequidad en la distribución de vacunas

Archivo - Una dosis de la vacuna de Pfizer-BioNtech contra el COVID-19, en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, Catalunya (España), a 14 de enero de 2021
Archivo - Una dosis de la vacuna de Pfizer-BioNtech contra el COVID-19, en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, Catalunya (España), a 14 de enero de 2021 - David Zorrakino - Europa Press - Archivo

"El problema no lo tienes aquí pero lo tienes exactamente igual", dice Rafael Vilasanjuan

BARCELONA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Expertos del Cidob, el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y de Ideograma analizan en un informe la geopolítica de la salud con el coronavirus, y las diferencias en la distribución entre los países ricos y los de renta media y baja en una pandemia que es global.

En la presentación del informe 'Geopolítica de la salud: vacunas, gobernanza y cooperación', han señalado como la salud ha ganado peso en el debate y la acción geopolítica y se ha convertido en un activo de la seguridad mundial.

El director del Cidob, Pol Morillas, ha asegurado que la vacuna sigue siendo "un bien escaso, no distribuido de forma uniforme", y que en su distribución se utiliza también un componente geopolítico de poder, frente a otro posicionamiento que aboga por la colaboración, y el director adjunto de Ideograma, Santiago Castelo, ha enfatizado el desafío global de la distribución.

El director de Análisis y Desarrollo de ISGlobal, Rafael Vilasanjuan, ha afirmado que se han inyectado 3.600 millones de dosis de vacuna, "es el 50% de la humanidad", pero que se da la paradoja que en la Unión Europea (UE) se roza el 50%, es superior en países como Estados Unidos e Israel, pero que en el Congo se ha inmunizado al 0,1% de la población.

Ha explicado que en África se ha distribuido unos 80 millones de vacunas y que el mecanismo Covax, que aspira a distribuir 2.000 millones de dosis gratuitas entre los 92 países de renta baja y media, ha distribuido 100 millones: "Esto es nada", ha dicho.

"Estamos muy lejos de poder decir que hemos acabado con la pandemia", ha apuntado Vilasanjuan, para quien en los países de renta baja y media se aspira a alcanzar el 20% de vacunación en enero de 2022 y el 50% a finales de 2022 o principios de 2023.

"El problema no lo tienes aquí pero lo tienes exactamente igual", ha dicho Vilasanjuan, que ha subrayado que mientras no haya un alto porcentaje de la población mundial inmunizada habrá sobresaltos, y ha señalado que, pese a que puede ser que el mecanismo Covax no esté a la altura de las expectativas, sin él la situación sería crítica.

Ha avisado que debe evitarse una "explosión" de casos en África si hay una variante dominante, pese a la juventud de su población, y ha advertido de que países africanos presentan curvas similares a las de Europa en la segunda o tercera ola.

El informe analiza aspectos como la vacuna como instrumento de poder y estatus por parte de potencias como Estados Unidos, China y Rusia y como éstas últimas han intentado aprovechar que el país norteamericano se centrara en un principio en su mercado interior para entrar en mercados de América Latina, y el impacto en la crisis alimentaria y migratoria.

El director de Análisis de Políticas de ISGlobal, Gonzalo Fanjul, ha dicho que más allá de reducir los movimientos de personas a mínimos históricos, la crisis del coronavirus "ha intensificado los vínculos entre migraciones y salud".

Contador

Para leer más