Publicado 15/07/2022 15:58

Un estudio sugiere que 'C. difficile' podría ser responsable de algunos cánceres colorrectales

Archivo - Cáncer de colon, intestino
Archivo - Cáncer de colon, intestino - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / LIGHTFIELDSTUDIOS

MADRID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

Datos recogidos por los investigadores del Centro Oncológico Johns Hopkins Kimmel y del Instituto Bloomberg-Kimmel de Inmunoterapia contra el Cáncer (Estados Unidos) sugieren que 'Clostridioides difficile', o 'C. difficile', una especie bacteriana muy conocida por causar graves infecciones diarreicas, puede ser también la causa del cáncer colorrectal.

Los hallazgos, publicados en la revista científica 'Cancer Discovery', podrían exponer otra función problemática de este microbio, que causa aproximadamente 500.000 infecciones al año en Estados Unidos, muchas de las cuales resultan increíblemente difíciles de eliminar.

"El aumento del número de personas menores de 50 años a las que se les ha diagnosticado cáncer colorrectal en los últimos años ha sido sorprendente. Hemos descubierto que esta bacteria parece contribuir de forma inesperada a la malignidad del colon, el proceso por el que las células normales se convierten en cáncer", afirma la doctora Cynthia Sears, una de las responsables de la investigación.

Hace varios años, los investigadores del laboratorio de Sears descubrieron que más de la mitad de los pacientes con cáncer colorrectal presentaban biopelículas bacterianas (colecciones densas de bacterias en la superficie del colon), mientras que entre el 10 y el 15 por ciento de los pacientes sanos sin tumores presentaban biopelículas.

Sin embargo, cuando los investigadores infectaron ratones con muestras de biopelículas derivadas de personas individuales con cáncer colorrectal, una muestra les llamó la atención porque aumentó notablemente los tumores colorrectales en los ratones. Mientras que en la mayoría de los controles, menos del 5 por ciento desarrolla tumores, este biofilm indujo tumores en el 85 por ciento de los ratones.

En un trabajo adicional, el equipo identificó una muestra de paciente sin biopelícula que aumentó de forma similar los tumores colorrectales en los ratones. Aunque se han relacionado varias especies bacterianas con el cáncer colorrectal (entre ellas el 'Bacteroides fragilis enterotoxigénico', el 'Fusobacterium nucleatum' y una cepa específica de 'Escherichia coli'), estos microbios estaban ausentes en los tumores de estos dos pacientes ('B. fragilis' y 'E. coli') o no colonizaron con éxito los ratones ('F. nucleatum'), lo que sugiere que fueron otras bacterias las responsables de promover la cascada del cáncer colorrectal.

Para determinar qué bacterias podían estar causando tumores en los ratones, Sears y sus colegas realizaron experimentos adicionales para ver si una sola especie bacteriana o una comunidad de bacterias estaba promoviendo la formación de tumores en los ratones.

Observaron que la 'C. difficile' toxigénica, el tipo de 'C. difficile' que causa diarrea, estaba ausente en las muestras que no causaban tumores, pero estaba presente en las muestras que causaban tumores en los ratones.

Cuando los investigadores añadieron esta bacteria a las muestras que originalmente no causaban tumores, indujo tumores de colon en los ratones. Otras pruebas demostraron que 'C. difficile' por sí sola era suficiente para provocar la formación de tumores en los modelos animales.

Otros experimentos demostraron que la 'C. difficile' provocaba una serie de cambios en las células del colon que las hacían vulnerables al cáncer.

Las células expuestas a esta bacteria activaron los genes que impulsan el cáncer y desactivaron los que lo protegen. Estas células produjeron especies reactivas de oxígeno, moléculas inestables que pueden dañar el ADN, y también impulsaron la actividad inmunitaria asociada a la inflamación perjudicial.

Una toxina producida por esta bacteria, conocida como TcdB, parece ser la causante de la mayor parte de esta actividad, según los investigadores. Cuando utilizaron cepas de 'C. difficile' modificadas genéticamente que contenían genes de toxina inactivados y/o liberaban una toxina de 'C. difficile' relacionada llamada TcdA, los ratones infectados con los microbios inactivados por la TcdB produjeron muchos menos tumores que los que tenían la TcdB activa, mientras que la TcdA producida por 'C. difficile' no fue suficiente para causar tumores.

Hasta la fecha, hay pocos datos epidemiológicos que relacionen el 'C. difficile' con el cáncer colorrectal en los seres humanos, pero si nuevas investigaciones demuestran que existe una conexión, podría conducir a la detección de la infección latente por 'C. difficile' o la infección previa como factor de riesgo de cáncer.

Dado que las exposiciones prolongadas a TcdB pueden aumentar el riesgo de cáncer colorrectal, un importante esfuerzo de prevención podría incluir la intensificación de los esfuerzos para erradicar rápida y eficazmente este patógeno, que reaparece en el 15-30 por ciento de los pacientes infectados tras el tratamiento inicial, incluso en pacientes pediátricos.

"Aunque esta relación entre 'C. difficile' y el cáncer colorrectal debe confirmarse en cohortes prospectivas y longitudinales, el desarrollo de mejores estrategias y terapias para reducir el riesgo de infección primaria y recurrencia de 'C. difficile' podría evitar a los pacientes las consecuencias inmediatas de la diarrea grave y limitar potencialmente el riesgo de cáncer colorrectal más adelante", remacha Drewes.

Más información