Publicado 27/06/2022 07:21

El dolor de cabeza aumentó entre los adolescentes durante la pandemia

Archivo - Quirónsalud Málaga pone en marcha una unidad integral y multidisciplinar del adolescente
Archivo - Quirónsalud Málaga pone en marcha una unidad integral y multidisciplinar del adolescente - QUIRÓNSALUD MÁLAGA - Archivo

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

Más de un tercio de los escolares que recibieron clases en línea durante la pandemia de COVID-19 informaron de un empeoramiento de los síntomas de dolor de cabeza o de la aparición de nuevos dolores de cabeza, según un estudio presentado en el Congreso de la Academia Europea de Neurología (EAN) 2022.

El tiempo de exposición prolongado a las pantallas de los ordenadores, la falta de condiciones adecuadas para el aprendizaje en línea desde casa, los exámenes escolares y la ansiedad por el COVID-19 resultaron ser factores de riesgo para el empeoramiento de los síntomas de cefalea o el desencadenamiento de nuevas cefaleas.

El estudio multicéntrico analizó a 851 adolescentes de entre 10 y 18 años, de los cuales 756 (89%) declararon haber sufrido cefaleas durante el periodo de estudio. Entre estos niños, el 10% informó de la aparición de nuevos dolores de cabeza durante el periodo de escolarización en casa de la pandemia. Más de una cuarta parte (27%) de los niños dijo que sus dolores de cabeza habían empeorado, el 61% dijo que sus dolores de cabeza se habían mantenido estables y el 3% dijo que sus dolores de cabeza habían mejorado.

Los que informaron de un empeoramiento o de la aparición de nuevos dolores de cabeza sufrieron dolores de cabeza una media de 8-9 veces al mes. Más de la mitad de los niños de este grupo (43%) utilizaban analgésicos al menos una vez al mes, frente a un tercio (33%) del grupo estable.

La investigadora principal, la doctora Ayse Nur Özdag Acarli, del Hospital Estatal Ermenek de Karaman (Turquía), señala que, en contraste con informes anteriores, el análisis del equipo no respaldaba una tendencia a la reducción del dolor de cabeza y la gravedad durante la pandemia.

"Aunque estudios anteriores informaron de que los jóvenes tenían menos dolores de cabeza debido al cierre de las escuelas en las primeras semanas y meses de la COVID-19, este estudio a más largo plazo ha descubierto que el estrés y las presiones de la pandemia acabaron pasando factura", explica Acarli.

El estudio descubrió que los dolores de cabeza tuvieron un gran impacto en la salud mental y el rendimiento escolar. Las puntuaciones de depresión y ansiedad, incluida la ansiedad por contagiarse de COVID-19, fueron significativamente mayores en los grupos de cefaleas agravadas y de nueva aparición. Estos encuestados también reconocieron que se habían esforzado menos en sus tareas escolares y que su rendimiento académico había disminuido.

Los exámenes, el hecho de vivir en una ciudad, el aumento de peso y la depresión también se relacionaron con una mayor frecuencia de cefaleas dentro del estudio. "Los jóvenes estaban preocupados por la calidad y la suficiencia de la educación en línea, y el 62% de los encuestados dijo estar insatisfecho con ella, mientras que el 21% se mostró indeciso --apunta Acarli--. La gravedad y la frecuencia del dolor de cabeza mostraron una correlación significativa con la edad, la depresión y la ansiedad".

El dolor de cabeza es el problema neurológico más común en niños y adolescentes. Una compleja mezcla de factores puede contribuir a las cefaleas, como el sueño, el uso de dispositivos electrónicos y los factores socioeconómicos.