Descubren cómo neutralizar el virus del dengue

DENGUE
GETTY
Publicado 03/07/2015 7:27:32CET

    MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El dengue se transmite a través de la picadura de un mosquito de la especie Aedes infectado por alguno de los cuatro virus del dengue. La enfermedad afecta a habitantes de zonas tropicales y subtropicales y los síntomas aparecen transcurridos entre 3 y 14 días tras la picadura infecciosa.

   Para la enfermedad, que se manifiesta con fiebre que puede ser desde moderada hasta una fiebre alta incapacitante, con cefaleas intensas, dolor retroobitario, dolor muscular y articular, y exantema, no existen fármacos antivíricos específicos contra el dengue.

   Un hallazgo, publicado este jueves en la revista 'Science', podría dar lugar a las primeras terapias eficaces y vacunas contra el dengue, un complejo de cuatro virus transmitidos por mosquitos distintos pero relacionados que infectan a unos 390 millones de personas al año y que son la principal causa de enfermedad y muerte en los trópicos.

   Investigadores de la Universidad de Vanderbilt, en Estados Unidos, y la Universidad Nacional de Singapur han determinado la estructura de un anticuerpo monoclonal humano que, en un modelo animal, neutraliza fuertemente un tipo de virus del dengue, potencialmente letal.

   "Los científicos del equipo del descubrimiento de anticuerpos del Centro de Vacunas de Vanderbilt continúan haciendo grandes avances en el desarrollo de nuevos fármacos antivirales, como este anticuerpo humano que no sólo mata el virus del dengue, sino que también impide el progreso de la enfermedad del dengue", destaca el co-autor y el director del centro, James Crowe.

   Los cuatro "serotipos" de dengue se distinguen por diferentes antígenos o proteínas de la envoltura viral que provocan respuestas inmunes. Lo que hace que del dengue tan desafiante y peligroso es que los anticuerpos generados contra un serotipo no protegen contra los otros.

   De hecho, pueden realmente mejorar la infección por un segundo serotipo, un proceso conocido como mejora dependiente de anticuerpos (ADE, por sus siglas en inglés) de la infección. Infecciones secuenciales aumentan el riesgo de dengue hemorrágico y síndrome de choque por dengue, que se caracteriza por fiebre, vómitos, hemorragia interna y colapso circulatorio potencialmente fatal.

IDENTIFICAN UN ANTICUERPO CONTRA EL VIRUS

   Los científicos generaron previamente anticuerpos monoclonales humanos en el laboratorio contra un epítopo complejo o una porción antigénica de la envoltura viral. En el estudio actual, utilizaron crio-microscopía electrónica para congelar las muestras a temperaturas muy bajas con el fin de poder visualizar la unión anticuerpo-antígeno casi hasta el nivel atómico.

   De esta manera, fueron capaces de identificar un anticuerpo monoclonal humano contra el virus del dengue de tipo 2 (DENV2) que "bloqueó" una matriz de proteínas de la envoltura. En un modelo de ratón, esto impidió que el virus se uniera a su célula diana, previniendo la infección.

   El anticuerpo también fue relevante por tener una segunda función importante: bloquear la unión de la otra clase de anticuerpos que de otra manera mejoran la infección. Este "epítopo" específico o parte de las proteínas de la envoltura provoca una respuesta inmune específica, por lo que es un objetivo potencial para el desarrollo de vacunas contra el dengue y la terapéutica, concluyen los autores.