Publicado 10/06/2022 08:35

Por qué debes usar más y mejor el hilo dental

Archivo - Hilo dental
Archivo - Hilo dental - VOYAGERIX/ ISTOCK - Archivo

    MADRID, 10 Jun. (EDIZIONES) -

   No todo el mundo utiliza el hilo dental durante el cepillado, salvo si se le queda comida entre los dientes. Su uso no está establecido en muchas ocasiones dentro del patrón de higiene dental, cuando se trata de un procedimiento que es igual de importante que lavarse los dientes.

   Pero para saber cómo debemos hacerlo, lo primero que tenemos que tener en cuenta es cuál es el mejor hilo dental, o al menos el más adecuado para nosotros, porque muchas veces cuando vamos al supermercado tenemos varios modelos y nos perdemos sobre cuál es el más idóneo y debemos escoger.

   "Normalmente, para el púbico general, el más recomendado es el hilo monofilamento, preferiblemente de nylon con cera, y del calibre lo más fino posible. El calibre del hilo va a depender de cada persona", afirma durante una entrevista con Infosalus la doctora Beatriz Ruiz, especialista de HM Dental Center.

Recuerda en este sentido esta experta que la principal indicación para el hilo dental es la de eliminar la placa dental y los restos de alimentos. "También tiene otras funcionalidades destacadas como el control de la halitosis, por ejemplo, aunque realmente sus beneficios son múltiples", añade.

CUÁNDO DEBEMOS EMPLEARLO Y CÓMO

   Aquí destaca que lo preferible siempre es emplearlo después del cepillado, y además una vez al día, justo después de cepillarse los dientes por la noche. "No es recomendable usarlo en cada cepillado, ya que su exceso de uso puede tener efectos adversos en nuestra encía, como una posible recesión de la misma, y aumentando en consecuencia los espacios interdentales", subraya.

   Con ello, y a la hora de emplearlo, la experta de HM Dental Center indica que lo primero que se debe hacer es cortar un trozo de hilo para cada arcada; después sujetarlo entre los pulgares e índices; y a continuación deslizarlo entre los dientes de manera suave, un par de veces.

   El siguiente paso consistiría enpasar "el carrete" del hilo a una zona limpia del mismo y repetir la operación en el diente contiguo. Eso sí, Beatriz Ruiz avisa aquí de que no hay que forzar si el hilo que tenemos no entra con suavidad en algún espacio interdental: "Para ello, podemos usar irrigadores, por ejemplo".

QUÉ HACEMOS MAL FRECUENTEMENTE

   A su vez, esta especialista llama la atención sobre un error bastante frecuente durante su uso, el hecho de utilizar el mismo trozo de hilo dental para todos los dientes o para toda la arcada, cuando realmente podemos usar muchas partes del hilo dental. Igualmente, considera que no está bien el emplear un hilo dental de un calibre inadecuado para nuestra posición dental.

   "El hilo dental puede utilizarse a partir de los 3 años, aproximadamente, y siempre con la ayuda de un adulto, hasta que ellos alcancen la destreza suficiente. Con esta edad, los niños ya tienen una alimentación completa como los adultos y su mecánica de higiene oral debe ser con la misma intensidad y frecuencia que la de los mayores", sentencia la doctora Beatriz Ruiz, especialista de HM Dental Center.

Contador