Consejos para afrontar el 'Blue Monday' o cualquier día que estés triste

Publicado 21/01/2019 12:16:48CET
PIXABAY - Archivo

MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los lunes gustan a muy poca gente, pero este tercer lunes de enero es, según el investigador de la Universidad de Cardiff Cliff Arnal, el día más triste de todo el año o 'Blue Monday'. Para demostrarlo científicamente, Arnal desarrolló una fórmula que maneja parámetros económicos, cronológicos y climatológicos y los factores que dan lugar a esta fecha son los días que distan ya de las vacaciones, las deudas que se han contraído con los gastos extra en dichas fiestas, el clima invernal y los propósitos de Año Nuevo que ya han comenzado a incumplirse.

Pero el 'Blue Monday' no tiene ninguna base científica porque Arnal creó la fórmula bajo el patrocinio de una agencia de viajes: es una jornada con raíces publicitarias que está orientada a vender para "escapar de la realidad". La psicóloga Pilar Conde explica que los factores señalados pueden ser motivo de decaimiento por separado, pero que no existe tratado psicológico alguno que los combine en relación a fechas "malditas" o a la realidad de la depresión.

Fenómenos virales como este, que han conseguido hacerse un hueco en los calendarios han de ser tenidos en cuenta si son capaces de modificar nuestra conducta. En este contexto, Conde incide en estar alerta ante el síndrome de la profecía autocumplida, que no sólo tiene que ver con el poder de sugestión, sino en cómo ese poder de sugestión puede llevar a realizar acciones que finalmente cumplan el pronóstico negativo.

Es decir, si alguien piensa que hoy es el día más triste del año y se sugestiona y cree que va a estar deprimido, esta idea negativa puede llegar a condicionar sus próximos actos y le puede llevar a cometer errores que, en este caso sí, le lleven a la tristeza.

"Es normal que tras la Navidad aparezca cierta tristeza porque nos hemos acordado en mayor medida de nuestros seres queridos que ya no están y se han tenido muchos gastos en regalos o celebraciones, a lo que hay que sumar que después de los días festivos, debemos recuperar la rutina hasta el próximo periodo vacacional que se ve todavía lejano", ha explicado, por su parte, la psicóloga médico de iSalud Eva Ugarte.

Ugarte ha añadido que estos estados "suelen obedecer a causas biológicas, como que no segreguen la dopamina necesaria para sentirse felices; psicosociales, es decir, relacionados con la situación económica de la persona; o relacionadas con su personalidad".

"No podemos generalizar cuando hablamos de tristeza porque dependen del contexto social, emocional y económico de cada uno y de cómo le afectan", ha insistido la psicóloga.

Los niños pueden, asimismo, estar tristes por haber estado varios días disfrutando de la familia y sin obligaciones escolares y tener que volver a la rutina y separarse de sus padres.

En el caso de los ancianos, tras la Navidad, "ven cómo se acaban las reuniones familiares y todos vuelven a su rutina y obligaciones, excepto ellos. El hecho de sentirse menos útil o acompañado puede afectar también a las personas jubiladas", ha puntualizado Ugarte.

CÓMO ENFRENTARSE AL DÍA

Si, a pesar de todo, alguien se encuentra este lunes triste puede llevar a cabo acciones como comer bien, dormir, salir a hacer ejercicio o escuchar música, según Acierto.

1. Comer bien y apostar por el chocolate negro. Algunos alimentos favorecen la secreción de serotonina y endorfinas, dos neurotransmisores importantes en el estado de ánimo. El chocolate, los arándanos, el salmón y las frutas y verduras en general son algunos de ellos.

2. Descansar adecuadamente permitirá sentirse más tranquilo y relajado. Además, la falta de sueño provoca depresión y ansiedad. No sólo es importante la cantidad, sino la calidad del mismo.

El período perfecto para adultos oscila entre las siete y ocho horas como mínimo. Hay que procurar que las sábanas sean suaves, que la habitación esté oscura y correctamente ventilada, que no haya ruidos y que no haga demasiado calor.

3. Salir a hacer ejercicio. Hacer deporte libera endorfinas y permite mantenerse en forma. Esto influirá positivamente en la percepción de la imagen corporal, más allá de los beneficios físicos en sí mismos.

4. Reflexionar. Es la mejor manera de darse cuenta de los problemas y el primer paso para atajarlos. Es recomendable dedicarse un tiempo de soledad y disfrutar de ella.

5. Subir la música. Según una investigación de la Universidad de Manchester, subir el volumen del reproductor de música libera endorfinas.

6. Explotar la creatividad. De hecho, es una forma de expresión silenciosa. Alguien puede valerse del arte, de la música o de la escritura.

7. Rodearse de gente alegre. El buen humor la sonrisa se contagian. Eva Ugarte ha agregado que el contacto con otras personas, especialmente con nuestros seres queridos, reduce o evita los estados de tristeza y desanimo.

"Encontrar tiempo para quedar con amigos o visitar a familiares siempre resulta positivo para nuestra salud mental, por lo que debemos de ser capaces de buscar esos huecos para estar con los que más queremos", ha indicado.

8. Apostar por una causa noble. Ayudar a los demás de manera altruista te ayudará a sentirte útil y satisfecho contigo mismo.

9. Cambiar de escenario al viajar o hacer una escapada. Cambiar de rutinas momentáneamente nos hace más felices y reduce las posibilidades de sufrir un ataque al corazón.

Ugarte ha concluido que, si se está atravesando un episodio de tristeza, el primer paso es "saber asumir el hecho de estar triste, es decir, no sentirse mal por ello. Asumirlo nos permitirá identificar qué es lo que nos causa tristeza y buscar alguna solución. Dejarse atrapar por los pensamientos negativos puede conducir a una depresión".