¿Cómo combatir el 'Blue Monday' a través de la alimentación?

Dieta mediterranea
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / MARIANVEJCIK - Archivo
Publicado 21/01/2019 13:59:03CET

MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

Una alimentación saludable y, más concretamente, un patrón de dieta mediterráneo, puede ayudar a combatir el 'Blue Monday', que tiene lugar el tercer lunes de enero y se cataloga como el día más triste del año.

Al respecto, la presidenta de la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD), Ascensión Marcos, añade que "la dieta mediterránea potencia el sistema de defensa, con un menor desarrollo de infecciones y procesos inflamatorios, lo que está ligado a un menor riesgo de depresión y patologías mentales".

En España, la adherencia a un patrón de dieta mediterráneo se ha asociado a una mejor percepción de la salud mental, según diferentes estudios. Expertos de la Sociedad para la Investigación Nutricional en Psiquiatría concluyeron que "la alimentación y nutrición son elementos clave de la salud mental" y que "la nutrición es un factor crucial en la alta incidencia y prevalencia de desórdenes mentales".

Por este motivo, la FESNAD ha querido recordar la importancia que tiene el mantenimiento de un estilo de vida saludable justo en este día en el que "estamos sufriendo la interminable cuesta de enero y la dificultad para cumplir los nuevos objetivos marcados".

El consumo de determinados grupos de alimentos como pescados, legumbres, frutos secos y granos enteros también han mostrado una asociación inversa con la incidencia de depresión, independientemente de las raciones consumidas, en un metaanálisis llevado a cabo en 2017. Adicionalmente, el perfil lipídico también puede jugar un papel relevante, concretamente, los ácidos grasos poli y monoinsaturados (presentes en el aceite de oliva), pueden tener un efecto protector frente al riesgo de sufrir depresión.

En este sentido, la presidenta de la FESNAD define un patrón de alimentación mediterráneo como aquel que incluye productos naturales, en particular cinco raciones diarias de frutas y verduras, dos o tres raciones semanales de legumbres y/o cereales (preferiblemente integrales), además del consumo de unos 30 o 50 gramos de frutos secos y pescado tres veces a la semana.

En cuanto a la carne blanca, dos veces a la semana es lo óptimo para la experta, la carne roja una vez a la semana. Además, dependiendo de la edad, es conveniente realizar entre cuatro y cinco comidas al día (más para los pequeños, y menos para los mayores) e ingerir al menos de uno o dos litros de líquidos al día, principalmente agua, aunque hay que incluir caldos, infusiones, zumos y leche.

Por último, "no hay que olvidar la práctica de actividad física", alerta la doctora Marcos, como andar a buen paso entre 30 a 60 minutos al día, cinco días a la semana y llevar a cabo un ejercicio físico habitual dos o tres veces a la semana.

Contador