Cada tres segundos una persona sufre una fractura por osteoporosis en el mundo

EUROPA PRESS
Publicado 25/09/2018 12:33:14CET

   MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Cada tres segundos una persona sufre una fractura por osteoporosis en el mundo y, de ellas, el 20 por ciento fallece al año de haberla padecido, especialmente cuando es de cadera, según ha avisado el presidente de la Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Óseas (FHOEMO), Santiago Palacios, en el encuentro informativo con Europa Press 'Salud de la mujer: impacto socioeconómico de la fractura por osteoporosis', impulsado por FHOEMO, junto a la Sociedad Española de Investigación Ósea y del Metabolismo Mineral (SEIOMM) y la Asociación Española con la Osteoporosis y Artrosis (AECOSAR), con la colaboración de Amgen y UCB.

   La osteoporosis está ya considerada como una epidemia mundial en mujeres postmenopáusicas y, de hecho, sólo en España en 2017 se produjeron 330.000 fracturas osteoporóticas, cifra que se estima que se eleve al 420.000 en el año 2030. "Estas fracturas son tres veces más frecuentes que los ataques al corazón y hasta ocho veces más frecuentes que los casos de cáncer de mama", ha detallado el doctor Palacios, para alertar de que, a pesar de ello, hasta el 80 por ciento de los pacientes que han sufrido una fractura desconocen que es por osteoporosis.

   Estos datos, a juicio del experto, se vuelven "más dramáticos" si se tiene en cuenta que en 2050 el 17 por ciento de los españoles tendrá más de 80 años y que esta enfermedad suele ir asociada a la edad. Ahora bien, tal y como ha lamentado el presidente de SEIOMM, Josep Blanch, todavía hay muchos profesionales médicos que ven las fracturas en pacientes de edad avanzada como un proceso natural del envejecimiento, por lo que no les administran un tratamiento osteoporótico.

   "La osteoporosis en la clase médica es una enfermedad relegada y se ve como un proceso normal del envejecimiento. Esto es una barbaridad, y explica que un porcentaje bajísimo de las personas que sufren una fractura osteoporótica reciban el tratamiento adecuado", ha aseverado el doctor Blanch, para subrayar también la necesidad de solicitar a las autoridades sanitarias la creación de programas "serios" de detección precoz de la enfermedad.

OSTEOPOROSIS, UNA ENFERMEDAD QUE GENERA UNA GRAN DEPENDENCIA

   De la misma opinión se ha manifestado la expresidenta de la AECOSAR, Carmen Sánchez, quien ha insistido en que el diagnóstico de la enfermedad está disminuyendo y ha destacado el elevado precio de los tratamientos farmacológicos para la osteoporosis.

   Además, ha narrado su experiencia para criticar las "largas" listas de espera que hay en la sanidad pública para las operaciones de fracturas osteoporóticas, y recordar que esta enfermedad llevada asociada una alta morbimortalidad y, por ende, una importante dependencia.

   "Cuando me diagnosticaron osteoporosis, tras sufrir una fractura, la enfermedad ya estaba muy avanzada. Me vi obligada a cambiar mi estilo de vida, en un principio te sientes muy limitada. Si la osteoporosis y las fracturas por fragilidad tuvieses la atención que merecen y cada paciente recibiese su tratamiento adecuado, se podría reducir el riesgo de fracturas adicionales en el futuro y mejorar su calidad de vida en el día a día", ha asegurado la expresidenta de AECOSAR.

   Una de las soluciones que los expertos han planteado para corregir esta situación es la creación de Unidades de Fractura multidisciplinares en todos los hospitales españoles, actualmente hay unas 40, porque ayudan a mejorar las cifras de diagnóstico y disminuyen la carga económica y psicológica que suponen las fracturas por osteoporosis.

    "Una persona que ha tenido una fractura osteoporótica tienen un 20 por ciento más de riesgo de padecer otra, pero si es tratada en estas unidades el porcentaje de riesgo se reduce al dos por ciento", ha sentenciado el doctor Palacios, a lo que el doctor Blanch ha añadido de que estas unidades deben también "tener una pata en la Atención Primaria" para fomentar la prevención y el diagnóstico precoz.

Contador