Publicado 10/02/2021 07:05CET

Se buscan biomateriales para lograr mejores vacunas

Vacuna de la Covid-19. Coronavirus.
Vacuna de la Covid-19. Coronavirus. - ALEXANDRA_KOCH/PIXABAY - Archivo

   MADRID, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Los avances en los campos de los biomateriales y la nanotecnología podrían conducir a grandes avances en la lucha contra virus peligrosos como el nuevo coronavirus que causa el COVID-19, según una nueva investigación publicada en la revista 'APL Bioengineering', en el que investigadores del Instituto Indio de Ciencia describen dos posibilidades que están explorando para hacer que las vacunas sean más efectivas y construir superficies que puedan combatir y matar virus por sí mismos.

   "Es importante no solo en términos de COVID --explica el autor Kaushik Chatterjee--. Hemos visto el SARS, el MERS, el Ébola y muchas otras infecciones virales que han aparecido y desaparecido. Por supuesto, el COVID ha dado un giro completamente diferente y queríamos ver cómo los biomateriales podrían ser útiles".

   Los biomateriales son materiales diseñados para interactuar con otros sistemas biológicos de alguna manera. Los ejemplos incluyen prótesis de articulaciones, implantes dentales, mallas quirúrgicas y sistemas de administración de medicamentos.

   La nanotecnología, mientras tanto, se enfoca en construir pequeñas estructuras y dispositivos a nivel microscópico. Se ha utilizado en el campo médico para atacar células o tejidos específicos.

   Es la combinación de los dos lo que podría conducir a vacunas más eficaces contra los virus. Si bien algunas vacunas actuales ya son efectivas, los autores dijeron que las nanopartículas basadas en biomateriales podrían algún día usarse para hacerlas aún más fuertes.

   "Es un medio para estimular las células inmunitarias que producen anticuerpos durante la vacunación --explica la autora Sushma Kumari--. Es como una ayuda, como una preparación de las células. Ahora, en el momento en que ven la proteína, las células son más receptivas a ella y segregan más anticuerpos".

   Al mismo tiempo, los investigadores están estudiando formas en que la tecnología podría usarse para frenar la propagación de virus en el mundo que nos rodea. Actualmente, las técnicas utilizadas para desinfectar superficies en lugares públicos, desde la limpieza convencional hasta los aerosoles y la luz ultravioleta, pueden requerir mucho tiempo y esfuerzo. En cambio, las tecnologías de bioingeniería emergentes crearían superficies antivirales que podrían desinfectarse por sí mismas.

   "A medida que los virus terminan como gotitas en varias superficies, la siguiente persona que toque eso podría estar contrayendo la enfermedad", recuerda Chatterjee. Al poner una carga natural en la superficie o diseñarla a nivel nano en un patrón hostil para el virus, se podrían crear mascarillas, trajes de EPI, camas de hospital, pomos de puertas y otros elementos que dañen o destruyan automáticamente un virus.

   Los autores advierten de que esta investigación está en sus comienzos y queda mucho trabajo por hacer para saber cuál de los muchos biomateriales puede ser más eficaz para combatir los virus, y es probable que la respuesta para una enfermedad no sea la misma para otras.

   "Con suerte, esta revisión y este tipo de discusión harán que los investigadores piensen en cómo usar el conocimiento que existe", expresa Chatterjee.

Para leer más