Actualizado 19/07/2022 11:39

¿Sabías que hay frutas antiiflamatorias? Estas son las 4 más frecuentes

Archivo - Fruta
Archivo - Fruta - KUPICOO/ISTOCK - Archivo

    MADRID, 18 Jul. (EDIZIONES) -

   ¿Por qué nos sentimos muchas veces hinchados? La sensación de hinchazón puede deberse a un proceso de inflamación del organismo, un mecanismo biológico de defensa frente a agresiones o a agentes patógenos. Sin embargo, este proceso que inicialmente es beneficioso y determina diversos cambios fisiológicos, si se mantiene constante y se cronifica, puede acabar convirtiéndose en un proceso perjudicial que puede desencadenar patologías como la artritis, enfermedades cardiacas (ECV), o bien el cáncer y la obesidad.

   En este sentido, Elena Barquín, dietista-nutricionista del Instituto de Obesidad (Madrid), cree que pueden ser de utilidad los alimentos antiiflamatorios, aquellos que poseen un elevado contenido de antioxidantes, con importantes propiedades antiinflamatorias, ya que son capaces de bloquear la formación de moléculas proinflamatorias.

   ¿De qué manera un alimento antiinflamatorio puede ayudarnos frente a esa sensación de hinchazón? ¿Cuáles son sus beneficios? Argumenta esta especialista que la presencia de sustancias fitoquímicas que podemos encontrar en estos alimentos es un factor de modulación de la respuesta inflamatoria.

   "El consumo adecuado de los mismos propiciaría un ambiente antiinflamatorio, gracias al elevado contenido en dichas sustancias, y como consecuencia, produce una disminución del proceso inflamatorio en el organismo y de la sensación de hinchazón", prosigue la experta en nutrición.

   Así, la miembro del Instituto de Obesidad destaca que el beneficio principal es que van a jugar un importante papel en la prevención del riesgo de enfermedades como la diabetes mellitus tipo 2, la artritis reumatoide, el infarto, las enfermedades cardiovasculares (ECV), el cáncer, y la obesidad. "Por tanto, capaz de disminuir el riesgo y la mortalidad derivado de estas enfermedades", apostilla.

PRINCIPALES FRUTAS ANTIINFLAMATORIAS

   Con ello, Elena Barquin enumera las siguientes frutas antiiflamatorias:

-Piña: la presencia en su composición de bromelaína, que es una enzima que tiene efecto analgésico, antitrombótico y antiinflamatorio, hace recomendable una ingesta habitual de esta fruta para conseguir dicho efecto.

   -Frutos rojos (arándanos, cerezas, etc): debido al alto contenido que presentan en antocianinas, que poseen numerosas propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, y contribuyen también a prevenir la formación de radicales libres, es también recomendable su consumo.

   -Frutas cítricas (naranja y limón): en el caso del limón, y gracias a la presencia en su composición de un flavonoide, el eriodictiol, que tiene propiedades antioxidantes y que contribuyen a evitar la inflamación, así como también el contenido de vitamina C, se logra con su consumo proteger a las células, y contribuir al correcto funcionamiento del sistema inmune; en el caso de la naranja, esta es fuente del flavonoide naringenina que, en las concentraciones utilizadas en el consumo habitual de esta fruta, ejerce efectos protectores y antiinflamatorios.

   -Manzana: además de aportar a la dieta una importante cantidad de fibra dietética, tiene un alto contenido en flavonoides, como la quercetina y las antocianidinas, cuyo consumo, en forma natural o en zumo, ejerce efectos beneficiosos en el metabolismo, así como antiinflamatorios y antioxidantes.

¿PUEDEN AYUDARNOS DE CARA A UNA DIETA

   Por otro lado, le cuestionamos a esta dietista-nutricionista sobre si estos alimentos pueden ayudarnos si nuestra idea es adelgazar: "El objetivo principal de seguir una dieta antiinflamatoria o la inclusión de alimentos antiinflamatorios no es el adelgazamiento y la pérdida de peso, pero sí es cierto, que este tipo de alimentación puede ayudar en muchos casos a la disminución de este, y por lo tanto, jugar un papel de prevención en la obesidad y en otras patologías relacionadas como el síndrome metabólico".

   Cuando seguimos una dieta de este tipo, además del consumo de productos antiinflamatorios, beneficiosos en dietas orientadas a la pérdida de peso, se recomienda evitar determinados alimentos como los que tienen alto contenido en azúcar, los aceites vegetales en alimentos ultraprocesados, carnes rojas, lácteos enteros, y grasas trans procedentes de la bollería industrial y otros ultraprocesados, el alcohol, señala.

   Según subraya, al evitar la ingesta de este tipo de alimentos, no solo contribuimos a mejorar el estado del organismo en cuanto a inflamación e hinchazón, sino que, a su vez, se puede contribuir a una disminución del peso corporal, ya que aportan una elevada cantidad de calorías.

   Barquin destaca igualmente que un perfecto ejemplo de una correcta dieta antiinflamatoria sería la que seguimos en la llamada Dieta Mediterránea: "La alimentación que se recomienda para prevenir los procesos inflamatorios perjudiciales para el organismo se basa en un alto consumo de frutas y de verduras de índice glucémico bajo o medio; la eliminación de alimentos con alta carga glucémica; el consumo de aceite de oliva virgen y frutos secos; la ingesta de pescado azul rico en omega 3; la elección de cereales de tipo integral, frente al consumo de harinas refinadas por su contenido en fibra".

   En opinión de la dietista-nutricionista del Instituto de Obesidad (Madrid), todas estas recomendaciones, que constituyen este tipo de alimentación antiinflamatoria, se encuentran en la Dieta Mediterránea, "una dieta saludable y equilibrada", y con múltiples beneficios para la salud.

Más información