Nutricionistas recomiendan moderación en zumos naturales y mermeladas sin azúcares añadidos y comer más fruta

Alimentación saludable
Alimentación saludable - RIBERA
Publicado: martes, 28 mayo 2024 11:31

VALÈNCIA, 28 May. (EUROPA PRESS) -

Nutricionistas del grupo sanitario Ribera recomiendan el consumo moderado de zumos, preferentemente naturales y exprimidos en casa, así como mermeladas, ambos sin azúcares añadidos y teniendo en cuenta que "deberían formar parte de una dieta equilibrada, que incluya fruta entera".

Esta recomendación surge en el contexto de la aprobación, por parte del Parlamento Europeo, de nuevas regulaciones sobre la cantidad de azúcar y fruta natural que contienen productos de consumo popular en el desayuno, así como sobre su etiquetado.

"Estas normas ayudarán a los consumidores a tomar decisiones más informadas sobre los productos que compran", ha asegurado en un comunicado Víctor Serrano López, nutricionista clínico deportivo en Practiser, filial de asistencia sanitaria del grupo Ribera en Cartagena (Murcia).

En el Día Mundial de la Nutrición, Carmen Navarro, responsable de Nutrición del Hospital Universitario del Vinalopó (Elche), considera que ni zumos ni mermeladas son alimentos saludables. "En todos ellos, la cantidad de azúcar libre es muy alta y no debería ser las opciones principales para el desayuno", ha explicado.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que la cantidad de azúcares libres diaria a consumir sea inferior al 10% de la ingesta calórica total en adultos y niños, y considera que por debajo del 5% aporta beneficios adicionales para la salud.

"El 5% equivale aproximadamente a 25 gramos --o a seis cucharaditas-- de azúcar al día para un adulto con un índice de masa corporal (IMC) normal", ha indicado Víctor Serrano, al tiempo que ha recordado que los azúcares libres "incluyen los añadidos por los fabricantes, los cocineros o los consumidores, así como los presentes de forma natural en alimentos como la miel, jarabes, frutas, zumos y concentrados, entre otros".

Por lo que respecta a zumos y mermeladas, dos de los productos objeto de las regulaciones más estrictas aprobadas por el Parlamento Europeo, Carmen Navarro, responsable de Nutrición de Vinalopó, ha recordado que para hacer un zumo "se necesita más de una pieza de fruta, por lo que aumenta el nivel de azúcar y, al exprimirla, eliminamos el contenido de fibra y se liberan azúcares intrínsecos de la matriz vegetal".

"Al no consumir la fibra, tendremos menos saciedad y los azúcares no se liberan de manera gradual en la sangre, por lo que se dan picos de azúcar", ha dicho. Víctor Serrano, por su parte, recomienda el consumo de zumos exprimidos en casa frente a los zumoso comerciales que, ha advertido, "tienen más azúcares añadidos y su procesamiento reduce el contenido de fibra y nutrientes".

Pero también ha insistido en que "los zumos tienen menos fibra que la fruta entera, y la fibra ayuda a ralentizar la absorción de azúcar, por lo que comer frutas enteras es mejor para controlar los niveles de azúcar en sangre y mantener la saciedad". En la misma línea, ha expueesto que los batidos "generalmente incluyen la fruta entera, así que también contienen la fibra de la fruta".

Entre los beneficios de la fibra para el organismo, destaca que ayuda a regular el sistema digestivo, contribuyendo a la regularidad intestinal y previniendo el estreñimiento; tiene un efecto de saciedad, que ayuda a controlar el apetito y, por tanto, el peso corporal; está asociada a un menor riesgo de enfermedades cardíacas y ayuda a reducir el colesterol; ralentiza la absorción de azúcar; y algunas fibras tienen un efecto prebiótico, alimentando a las bacterias buenas del intestino, lo que ayuda a la salud del colon.

DESAYUNO SALUDABLE

El desayuno es una de las comidas más importantes del día. Víctor Serrano, nutricionista del grupo Ribera en Cartagena, ha señalado que la primera ingesta del día "nos da energía para las actividades matutinas, después de una noche de ayuno; ayuda a activar el metabolismo, después de un estado de reposo; diferente estudios lo relacionan con un mejor control del peso debido, seguramente, a que ayuda a reducir el hambre durante el día; y además, ayuda a mejorar la concentración y el rendimiento; y facilita un equilibrio nutricional, puesto que facilita la inclusión de grupos de alimentos como los cereales integrales, frutas y lácteos".

Contador