Publicado 23/07/2015 17:27CET

La margarina es una fuente de grasas esenciales más saludable de lo que se cree, según expertos

Margarina
SPOOSPA/WIKIMEDIA COMMONS

   MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La margarina es un alimento rico en grasas esenciales ricas en omega 6 y omega 3, además de carecer de grasas saturadas como mucha gente cree, según ha explicado la nutricionista del Instituto Flora y responsable técnica de margarinas de Unilever, Blanca Lozano.

   Lozano ha señalado que "las margarinas hechas con aceite de girasol contienen omega 6, una grasa muy buena para el corazón, ya que permite que se mantengan estables los niveles de colesterol". Además, existen algunas margarinas que también están hechas con aceite de linaza, un tipo de grasa rica en omega 3, beneficioso para el corazón, y que pertenece al grupo de las grasas esenciales.

   Las grasas esenciales son aquellas "necesarias para que funcione bien nuestro organismo pero no se pueden fabricar a través del propio cuerpo por lo que se tienen que tomar a través de la alimentación", ha Comentado Blanca Lozano. Por otro lado, el aceite de girasol que llevan las margarinas también aporta vitamina E, un antioxidante especialmente importante en "esta época en la que hay altos niveles de estrés".

   Mucha gente desconoce las diferencias entre la mantequilla y la margarina, o creen que tienen un origen similar, algo que es totalmente falso. "La diferencia principal es de dónde viene el tipo de grasa", ha explicado Lozano, ya que mientras la mantequilla tiene un origen animal la margarina viene de aceites vegetales fundamentalmente, por lo que tiene grasas insaturadas, "un tipo de grasa más buena que hay que intentar tomar más habitualmente".

UN MITO MUY EXTENDIDO

   Existe la creencia de que la margarina es poco saludable. Una de las razones por la que este mito se ha extendido es que hace aproximadamente 20 años las margarinas se realizaban a través de un proceso de hidrogenación parcial, "que es el que causa la aparición de grasas 'trans'. Hace 20 años se realizaban con este proceso, lo que pasa es que en ese momento no se sabía que las grasas 'trans' no eran saludables", ha señalado Lozano. Cuando se descubrió los perjuicios de los ácidos grasos 'trans', se eliminó este proceso de la elaboración de las margarinas, ha explicado Lozano.

   El origen de las margarinas se remonta a la época de Napoleón III, a mediados del siglo XVIII. Entonces se utilizaba mantequilla para dar un sabor distinto a los platos típicos, pero era "un producto caro y su consumo diario tenía riesgos de incrementar el colesterol de la población francesa", ha afirmado la directora de comunicación y responsabilidad social de Unilever, Ana Palencia. "El gobierno lanzó una iniciativa para desarrollar una alternativa más saludable a la mantequilla. De esta forma surgió la margarina, un producto que no sube el colesterol y que se puede incorporar en la dieta diaria", ha explicado.

   Los distintos tipos de margarinas se diferencian principalmente en los distintos aceites que se usan para su elaboración, aunque el más básico es el aceite de girasol. No obstante, se pueden utilizar otros como el aceite de linaza, el aceite de oliva o el aceite de palma para crear variedades de distinto sabor y que aporten otros valores nutricionales a la dieta.

UN ALIMENTO QUE SE PUEDE REALIZAR EN CASA

   La margarina, a pesar de que la realizada comercialmente pasa por un proceso industrial más largo y complejo, tiene una elaboración muy sencilla y que se puede hacer en casa. El chef líder del departamento de I+D de Unilever Europa, Jaime Drudis, ha afirmado que los ingredientes que se utilizan en las fábricas son los mismos, salvo los de origen animal que se tienen que utilizar en casa, que son sustituidos por elementos de origen vegetal. Por ejemplo, la lecitina aportada por el huevo, "es sustituida por la aportada por las pipas de girasol", ha señalado.

   Para realizar margarina en casa se debe añadir leche y huevo a los aceites y la sal que ya se utilizan en la receta original. Tras mezclar y batir los ingredientes, la mezcla se enfría y después se envasa. Aun así, Lozano no recomienda consumir la margarina casera diariamente, ya que los ingredientes de origen animal cambiarán la composición nutricional original de la margarina y su consumo en exceso puede ser perjudicial.

EL GIRASOL, UN CULTIVO SOSTENIBLE

   La margarina tiene su origen fundamentalmente en el aceite de girasol, a través del prensado de las semillas de esta planta, que son una fuente importante de grasas insaturadas y vitamina E.

   Mediante el aprovechamiento de cultivos sostenibles para realizar margarinas y otros alimentos no solo se contribuye a mejorar la salud a corto plazo, ya que las materias primas estarán menos expuestas a los pesticidas, sino que a largo plazo supondrá un ahorro energético que beneficia a la sociedad en su conjunto.

   "Para evitar insectos, se deben utilizar medios de lucha biológica. En el caso de eliminar hierbas, lo mejor es realizarlo por medio de escarda mecánica, arrancándolas con una máquina", ha explicado el ingeniero agrónomo especialista en Economía Agraria, Alberto de la Cruz. De esta forma, el aceite de girasol es obtenido de una forma natural y con la menor presencia de agentes químicos externos, pudiendo fabricar una margarina natural y saludable.