Publicado 18/11/2020 13:44CET

Un informe del grupo de trabajo creado por Ciencia aconseja investigar en nutrición frente al Covid-19

Comida sana, dieta mediterránea
Comida sana, dieta mediterránea - MINISTERIO DE CIENCIA

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Grupo de Trabajo Multidisciplinar, creado por el Ministerio de Ciencia e Innovación para el asesoramiento y apoyo al Gobierno en materias científicas relacionadas con el Covid-19 y sus consecuencias futuras, ha elaborado un informe sobre la práctica y la investigación en nutrición en tiempos de COVID-19 en el que, tras repasar la relación entre nutrición y sistema inmunitario, sugiere vías de análisis para mejorar la prevención de esta y de futuras pandemias, así como una mejor recuperación de los afectados.

A juicio de los investigadores, este estudio puede contribuir "enormemente" en la lucha contra el Covid-19, por lo que han abogado por incorporar al campo de la nutrición los nuevos avances en los análisis de los datos, la señalización celular y la nutrimetabolómica y recomiendan varias líneas de investigación.

En concreto, el informe propone investigar cómo los cambios sociales, de comportamiento y económicos relacionados con el Covid-19 han afectado y afectarán a la nutrición de los españoles y su relación con múltiples aspectos de la salud presente y futura, así como la relación entre desigualdades y el impacto de la enfermedad debido al coste y accesibilidad a dieta sanas.

Además, entre otras líneas, recomienda la puesta en marcha de estudios dedicados a la investigación de la inmunonutrición que tengan en cuenta el papel de los macronutrientes, micronutrientes y compuestos bioactivos en la modulación del sistema inmunológico, tanto en entornos clínicos, como sobre la población general.

En sus conclusiones, el informe subraya que la nutrición es fundamental para la salud y, en el caso específico del sistema inmunitario, una dieta equilibrada contribuye a una inmunidad óptima para reducir el riesgo de enfermedades infecciosas y de sus efectos.

En el caso del Covid-19, sostiene que la nutrición equilibrada contribuiría a reducir la infección y la progresión de la enfermedad, a mejorar la recuperación durante el curso de la enfermedad y a la disminución de las consecuencias negativas de la Covid-19 a largo plazo.

Contador