Publicado 15/07/2020 15:00:30 +02:00CET

La fruta y el cacao representan la principal fuente de flavonoides en la alimentación infantil española

Estudio polifenoles
Estudio polifenoles - OBSERVATORIO DEL CACAO

MADRID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

La fruta y el cacao representan la principal fuente de flavonoides en la alimentación infantil española, según han comentado la catedrática de Nutrición y Bromatología de la Universitat de Barcelona, Maria Izquierdo, y el investigador del Instituto de Investigaciones Biomédicas de Bellvitge- Barcelona (IDIBELL), Raul Zamora.

El cacao natural contiene más de 50 compuestos bioactivos como los flavanoles y flavonoles, dos subtipos de flavonoides, los cuales son polifenoles de origen vegetal con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Dichos compuestos son beneficiosos para la salud, especialmente para el sistema cognitivo, cardiovascular, inmunológico y digestivo, ya que modulan factores de riesgo de algunas enfermedades crónicas, como las neurodegenerativas o incluso el cáncer.

Ingerir la cantidad adecuada de estas sustancias antioxidantes es importante a cualquier edad, pero es especialmente interesante en niños y adolescentes ya que, durante esta etapa, en la que se está creciendo rápidamente y existe una intensa actividad física, los requerimientos de antioxidantes aumentan.

La alimentación aporta este extra de antioxidantes si se incluyen diariamente alimentos ricos en polifenoles. Ante esto, los expertos han realizado un estudio, denominado 'Consumo de flavonoides en niños y adolescentes españoles', con el objetivo de identificar qué alimentos son los que aportan mayor cantidad de flavonoides antioxidantes en la población infantil y adolescente española.

Se trata de un trabajo pionero ya que incluye, por primera vez, datos de consumo de flavonoides en niños pequeños entre 3 y 9 años. En conjunto, el estudio ha analizado la dieta de 1.862 niños y adolescentes españoles entre 3 y 17 años que han participado en la última Encuesta Nacional de Alimentación realizada a población infantil y adolescente (ENALIA) 2 desarrollada por la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición del Gobierno de España.

La principal conclusión ha sido que el cacao y la fruta son las fuentes más importantes de flavonoides en la dieta de los niños y adolescentes. En concreto representan casi el 60 por ciento de la ingesta total, si bien la fruta aporta más de un 30 por ciento de los flavonoides que ingieren, mientras que el cacao les aporta un 28 por ciento del total. Los alimentos que aportan el resto de la cantidad diaria de flavonoides en la alimentación de los niños españoles son: zumos de frutas (19%), verduras (5%), legumbres (3%) y otros (14%).

MENOR CONSUMO DE FLAVONOIDES EN ESPAÑA QUE EN OTROS PAÍSES EUROPEOS

Ahora bien, los niños españoles entre 3 y 9 años ingieren una media de 40 miligramos (mg) de flavonoides al día, mientras que en los adolescentes de 10 a 17 años el consumo es mayor, casi 49 mg. Por grupos de alimentos, los que más contribuyen a este consumo son, en primer lugar, las frutas, que en los niños de 3 a 9 años representa el 30 por ciento del total, mientras que en los adolescentes supera el 31 por ciento.

En segundo lugar, el cacao contribuye en un 27 por ciento al consumo total de flavonoides en niños pequeños mientras que en los adolescentes disminuye ligeramente, hasta un 25 por ciento. Por su parte, los zumos de frutas y las verduras aportan un 18 por ciento de los flavonoides a la dieta de niños y adolescentes y, a más distancia, se encuentran las legumbres y otros alimentos.

Realizando una comparativa a nivel europeo, los adolescentes españoles consumen menos flavonoides que los adolescentes de otros países. Según el estudio 'HELENA', que analiza la franja de edad entre 10 y 17 años, los jóvenes europeos consumen una media de 100 mg al día de flavonoides, el doble que los adolescentes españoles.

EL CACAO NATURAL, EL ALIMENTO CON MÁS FLAVONOIDES

El cacao natural es el alimento con una mayor concentración de polifenoles, ya que 100 gramos aportan 3.448 mg de polifenoles. Le siguen algunas frutas como los frutos rojos (758 mg), las ciruelas (377 mg), las fresas (235mg), las uvas (169 mg) y las manzanas (136 mg).

El té verde (89 mg) y el vino tinto (101mg) también destacan por su elevado contenido en flavonoides. Sin embargo, estos alimentos no forman parte de la alimentación infantil, por lo que el cacao juega un papel importante como fuente de antioxidantes.

En este sentido, los expertos han recordado que una alimentación equilibrada debe aportar cantidades suficientes de todos los nutrientes, incluidas las vitaminas, los minerales y otros compuestos como son los polifenoles con actividad antioxidante.

Una ingesta adecuada de éstos es importante a cualquier edad, pero es especialmente interesante en los niños y los adolescentes, ya que el crecimiento y la actividad física aumentan las necesidades corporales. Muchos estudios epidemiológicos demuestran que puede existir una correlación entre la ingesta de flavonoides y prevención de algunas enfermedades, como las cardiovasculares, las neurodegenerativos o incluso el cáncer.

"Una de las propiedades más importantes atribuidas al cacao natural es su efecto protector sobre el sistema cardiovascular, ya que ejerce efectos beneficiosos sobre los principales factores de riesgo: colesterol, hipertensión arterial y arteriosclerosis", ha apostillado la doctora Izquierdo.

Asimismo, un compuesto concreto del cacao, la teobromina, ejerce un efecto beneficioso sobre la concentración de lípidos en la sangre, aumentando el colesterol protector. Por otro lado, son varios los estudios científicos que han comprobado los efectos beneficiosos del cacao sobre el rendimiento cognitivo, ya que mejora la concentración y la memoria.

Los polifenoles actúan dilatando las arterias. De este modo, aumenta la cantidad de sangre que llega al cerebro y mejora el rendimiento cognitivo. También se ha constatado que consumir diariamente cacao natural reduce la presión arterial en personas hipertensas y el colesterol "malo" (LDL), el que tiene tendencia a acumularse en las arterias, mientras que aumenta los niveles de colesterol "bueno" (HDL), el que contribuye a eliminar el exceso de colesterol en sangre. Además, estimula la producción de óxido nítrico, que ejerce de vasodilatador de las arterias y previene arteriosclerosis.

Una opción para incorporar el cacao natural en la alimentación diaria de los niños y adolescentes es tomándolo con leche, junto a otros alimentos y frutas de temporada. Resulta indispensable que los niños desayunen bien para afrontar las actividades cotidianas, y rendir física e intelectualmente.

Un vaso de leche por la mañana aporta un 30 por ciento de la cantidad de calcio recomendada al día, que es de 1000 mg. Con la incorporación de los lácteos a la dieta se aportan, además, nutrientes que garantizan un crecimiento y desarrollo óptimos: carbohidratos, proteínas de elevado valor biológico, grasas, vitaminas A, B2, B12 y D y minerales, sobre todo calcio y fósforo.

Según el estudio 'Anibes', la ingesta de calcio en la población infantil y juvenil no alcanza las recomendaciones de este mineral. Aun así, las personas que introducen cacao*toman también más leche en el desayuno y, en general, a lo largo del día (más de 100ml) que las personas que no toman cacao, y en consecuencia también más calcio (126 mg más que los niños que no toman cacao).

Contador