Educación,SEEDO,Danone y varias fundaciones ponen en marcha un programa de mejora de hábitos alimenticios en la escuela

Publicado 27/02/2019 15:02:25CET
DANONE

'Alimentando el Cambio' cuenta con una inversión total de 1,5 millones de euros en tres años y pretende llegar a 2,3 millones de niños

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Educación y Formación Profesional, la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (Seedo), Danone, la Fundación Ashoka y la Fundación Trilema han puesto en marcha un programa pedagógico para mejorar los hábitos alimenticios en la escuela primaria que cuenta con una inversión de un millón y medio de euros para tres años y que pretende llegar a la mitad de las escuelas de Primaria y a un total de 2,3 millones de niños.

Las entidades participantes han presentado este miércoles en Madrid las novedades de esta iniciativa, 'Alimentando el cambio', que busca promover cambios de comportamiento hacia hábitos de alimentación e hidratación más saludables y sostenibles desde la escuela y que comenzará con una fase piloto en 15 colegios, con más de 7.500 alumnos implicados, 225 profesores y 100 monitores de comedor.

Entre los objetivos del programa está mejorar la calidad de la alimentación de los niños, así como los hábitos de hidratación. Aspira a mejorar la dieta infantil poniendo especial atención en los momentos de consumo menos saludables, como pueden ser el desayuno y la merienda, favoreciendo la introducción de frutas, cereales y alimentos lácteos en la escuela y en casa y promoviendo el consumo de agua para una correcta hidratación.

Por ello, esta iniciativa tendrá tres áreas de actuación, en la escuela, a través de un movimiento positivo que fomente el cambio; en los puntos de venta, ayudando a las familias a hacer compras más saludables; y en la comunidad, facilitando el acceso a hábitos más saludables.

Durante su intervención, el doctor y presidente de la Sociedad Española, Francisco Tinahones, ha recordado que el 41% de los niños entre seis y nueve años en nuestro país tiene sobrepeso o padece obesidad, según recoge el Estudio Aladino de 2016.

Tinahones ha calificado este problema como "la epidemia del siglo XXI" que sufre la mitad de la población en los países desarrollados y países en vías de desarrollo y también ha señalado la escuela "como el espacio clave para prevenir y solucionar este problema".

Por su parte, Danone, que aportará dos tercios de la inversión total a través de sus filiales locales de agua y lácteos y el Fondo Danone Ecosystem, ha remarcado su compromiso con el programa subrayando que mejorar los hábitos de alimentación de los niños permitirá que los alimentos saludables tengan una mayor presencia en la dieta, según ha destacado la directora de Asuntos Públicos, Laia Mas, que ha recordado que el objetivo de la compañía para 2020 es que la mitad de sus productos no tengan azúcares añadidos.

La empresa, "cree firmemente en el poder transformador de la educación y en su capacidad para convertir a los niños y las niñas en agentes de cambio, capaces de influir en su entorno", ha defendido Mas.

De su lado, la directora de la Fundación Ashoka en Barcelona, Ana Enrich, ha defendido que "el cambio sea un proyecto con impacto a escala que aborde el problema desde la raíz y crear una generación que tenga la capacidad y las herramientas para mejorar su vida y la de su entorno".

En este sentido, la organización sin ánimo de lucro ha mapeado 86 escuelas de Madrid, Cataluña, País Vasco, Galicia y Andalucía, de las cuales solo el 16% tienen incorporados proyectos de alimentación saludable y estilos de vida sostenible y el 75% de estos centros implica a actores externos a la comunidad educativa.

Finalmente, la presidenta de la Fundación Trilema, Carmen Pellicer, que contribuye con el tercio restante de financiación del proyecto, ha destacado que su filosofía en este proyecto es "lograr una intervención sistemática que tenga un impacto lo más extendido en el tiempo", por ejemplo, con la actuación en los colegios a través de sus propias materias como educación física y ciencias naturales.

Estas acciones se completarán con otras como la elaboración y publicación de un Libro Blanco sobre los hábitos de alimentación saludable e hidratación; la creación de una red de colegios saludables; el desarrollo de una formación presencial para todos los agentes involucrados con los comedores infantiles y una app de comunicación entre colegio y familias para un adecuado seguimiento de las actuaciones.

UN MOVIMIENTO INCLUSIVO

'Alimentando el cambio' busca ser una iniciativa sostenible en el tiempo, de alto valor y gran escala. Además de los socios fundacionales, cuenta con la implicación de una coalición de empresas y entidades, incluyendo la editorial Edelvives, la empresa de restauración colectiva Serunion, la Universidad San Pablo CEU y la Fundación Sant Joan de Déu.

"La obesidad infantil es un problema multifactorial que exige una respuesta coordinada de todos los agentes implicados, la industria, la distribución, la restauración colectiva, el sector de la publicidad, las autoridades sanitarias, los padres, los educadores, y muchos otros. Este movimiento quiere sumar, abierto a la participación de más agentes para hacer realidad su objetivo", ha concluido Mas.