Dieta mediterránea: por qué es tan importante y recomendaciones

Publicado 04/03/2019 16:36:18CET
Dieta mediterránea
PIXABAY - Archivo

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) han alertado del descenso en el seguimiento de la dieta mediterránea y han subrayado en la importancia de seguirla "para vivir más y mejor".

Aunque la SEEN ha celebrado el puesto de España como país más saludable del mundo según el Índice Bloomberg Healthiest Country, han lamentado que "el nuevo estilo de vida, asociado a los cambios socioeconómicos son una amenaza para mantener un patrón de dieta mediterránea y que la hereden generaciones futuras".

El Informe del Consumo de Alimentación en España 2017 del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación constata un descenso del consumo en todos los productos asociados con la dieta mediterránea.

Por tipo de productos, del informe se desprende "un crecimiento del 4,8 por ciento en el consumo de platos preparados; un 21,1 por ciento de aceite de girasol; un 21,1 por ciento de arroz; un 1,1 de legumbres y un 2,9 por ciento de pastas".

"Sin embargo, en alimentos como el aceite de oliva, los mariscos y moluscos frescos, los pescados frescos, las hortalizas frescas y alimentos básicos de alimentación como el pan, se constata un descenso de consumo durante 2016", agrega el trabajo.

El estudio Prevención con Dieta Mediterránea (PREDIMED) también corrobora esta tendencia. Se incluyeron 7.447 personas repartidas por ocho comunidades autónomas y se demostró que el grado de adherencia a la dieta mediterránea tradicional medido en una escala de 14 puntos se situaba alrededor del 8,5. Los españoles de edad media-avanzada obtenían sólo un aprobado, mientras que la puntuación obtenida por personas más jóvenes es mucho más baja.

Resultados de PREDIMED tambíen evidencian que un abordaje integral con dieta mediterránea, actividad física y modificación de la conducta puede constituir el tratamiento no farmacológico clave en pacientes con sobrepreso u obesidad y riesgo cardiovascular elevado.

RECOMENDACIONES

A juicio de la SEEN, seguir un patrón de dieta mediaterránea es "muy recomendable ya que además de proporcionarnos una dieta apetitosa y adaptada a nuestras costumbres, nos ayuda a mantenernos sanos y a prevenir el desarrollo de numerosas enfermedades crónicas típicas de nuestro tiempo, como la diabetes, la obesidad, enfermedades cardiovasculares o algunos tipos de cáncer, que acortan la esperanza de vida".

En este contexto, la sociedad ha recomendado tomar alimentos ricos en fibra, minerales y antioxidantes; usar preferentemente aceite de oliva virgen para cocinar y condimentar ensaladas y disminuir el consumo de grasas animales, como mantequilla. Además, han aconsejado no tomar muchos alimentos fritos pero, si se hace, utilizar aceite de oliva virgen y no superar la temperatura de ebullición.

Además, han aludido a comer más pescado que carne, reducir el consumo de carnes rojas y, sobre todo, de carnes procesadas, como embutidos, y prestar atención al etiquetado para evitar el consumo de alimentos elaborados con aceites vegetales hidrogenados o grasas vegetales, como de palma, y/o animales.

Por otra parte, han especificado que pueden tomarse de tres a siete huevos enteros por semana; hay que evitar alimentos y bebidas a los que se les hayan añadido azúcares durante su fabricación y procesamiento y no tomar alimentos ultraprocesados.

Asimismo, la SEEN ha hecho referencia a ingerir dos raciones diarias de lácteos, una ración más en embarazadas, lactantes y menopáusicas, y puede ser entera. "No obstante, si está obeso o con sobrepeso, tiene colesterol elevado o presenta cualquier enfermedad cardiovascular, se recomienda tomarla desnatada. El consumo de yogures y/o leches fermentadas es una forma muy saludable de tomar lácteos", han agregado.

En referencia a la sal, mejor yodada, según la SEEN. "Se recomienda añadir poca sal a las comidas y evitar los productos enlatados, embutidos y precocinados por su alto contenido en sal. Para dar más sabor a nuestros platos, se pueden utilizar hierbas aromáticas tales como tomillo, perejil, orégano, estragón, pimentón y comino", han concluido desde la sociedad.