Publicado 07/08/2020 17:37:50 +02:00CET

El déficit de calcio y vitamina D aumenta el riesgo de osteoporosis en personas de bajos ingresos

Food high in vitamin D  Comida con alto contenido en vitamina D
Food high in vitamin D Comida con alto contenido en vitamina D - GETTY - Archivo

MADRID, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las deficiencias de nutrientes de calcio y vitamina D llevan a un mayor riesgo de osteoporosis en la población de bajos ingresos de Estados Unidos, según un estudio realizado por Pharmavite LLC que se ha publicado en la revista 'Plos One'.

La pobreza puede ser una barrera para adquirir rutinariamente un consumo adecuado de nutrientes, específicamente de calcio y vitamina D, para asegurar la salud de los huesos con el objetivo final de prevenir la osteoporosis. La edad, el sexo y la ingesta alimentaria son factores importantes que contribuyen a la prevalencia de la osteoporosis. Este estudio examinó la relación entre los marcadores de pobreza con la ingesta de calcio y vitamina D y la osteoporosis en los estadounidenses de 50 años o más.

"Este estudio continúa demostrando la prevalencia de la deficiencia de nutrientes en la población de los Estados Unidos, y aún más, en los individuos de menores ingresos y en aquellos con inseguridad alimentaria. Sin embargo, sabemos que la adecuación de los nutrientes es imperativa para apoyar la salud y el bienestar general, incluida la salud inmunológica, en un momento en el que esto pesa en la mente de todos", explica la vicepresidenta de Ciencia y Tecnología de Pharmavite, Susan Hazels Mitmesser.

En Estados Unidos, el 25 por ciento de los mayores viven por debajo del umbral de pobreza. Dentro de esta población, el 68 por ciento tiene un consumo inadecuado de calcio, y el 46 por ciento de vitamina D. Las diferencias de género, étnicas y socioeconómicas afectan el riesgo general de un consumo inadecuado de calcio y vitamina D y el subsiguiente riesgo de osteoporosis, como se ha visto en algunos de los principales hallazgos del estudio.

Según esta investigación, las mujeres estadounidenses mayores de 50 años tienen constantemente un consumo inadecuado de calcio, independientemente de su situación económica. La ingesta inadecuada de calcio y vitamina D afecta más a los hombres pobres que a las mujeres en lo que respecta al riesgo de osteoporosis. Los hombres negros no hispanos con bajos ingresos tienen un riesgo dos veces mayor de desarrollar osteoporosis.

"Mejorar el consumo de alimentos ricos en nutrientes y fortificados entre las personas que viven en la pobreza puede ayudar a disminuir sus posibilidades de desarrollar osteoporosis. Además, los suplementos dietéticos pueden desempeñar un papel fundamental para ayudar a cualquier población desatendida a satisfacer sus necesidades nutricionales, incluyendo la disponibilidad de suplementos", concluye.