Un consumo moderado de cerveza, beneficioso durante la menopausia

Actualizado 19/10/2015 17:36:31 CET
Cerveza
FLICKR STOCKSNAP

   MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Los ingredientes naturales con que está elaborada la cerveza hace que su consumo moderado pueda tener efectos beneficiosos para la mujer durante y después de la menopausia, según asegura Tirso Pérez Medina, presidente de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO).

   En su libro 'Efectos de la cerveza durante la menopausia', editado por la SEGO, el también jefe de Servicio de Ginecología del Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid) realiza una revisión bibliográfica sobre los efectos del consumo moderado de esta bebida en la salud de la mujer durante la menopausia.

   De este modo, concluye que el consumo moderado de cerveza, dentro de una alimentación saludable y en mujeres sanas, podría tener efectos protectores en la salud.

   En este beneficio pueden tener un papel especial los fitoestrógenos naturales, compuestos químicos que ayudan a prevenir enfermedades como la osteoporosis, por la prevención de patologías derivadas del descenso de estrógenos propios de esta etapa de la mujer.

   "Es una bebida que forma parte de la Dieta Mediterránea y que tiene efectos beneficiosos en la salud de la mujer durante y tras la menopausia debido a sus propiedades estrogénicas, antiinflamatorias y antioxidantes", ha defendido.

   Además, existe una estrecha relación entre el estado nutricional de la mujer durante el climaterio y los riesgos de desarrollar enfermedades como arterioesclerosis, osteoporosis, diabetes, enfermedades neurodegenerativas o cáncer, patologías relacionadas con el estrés oxidativo.

   Por tanto, durante la etapa de la menopausia cobra especial relevancia el consumo de antioxidantes, presentes en muchos alimentos como la cerveza, que aporta además vitaminas, fibra y fitoestrógenos naturales. Estos últimos beneficiosos en la prevención de patologías derivadas del descenso de estrógenos propio de la menopausia.

AUMENTO DE LOS NIVELES DE COLESTEROL BUENO

   Según el documento, como todos estos elementos están presentes en esta bebida fermentada, un consumo moderado de cerveza podría suponer un aumento en sangre de los niveles del colesterol denominado bueno (HDL), así como favorecer la protección contra enfermedades y accidentes cardiovasculares.

   Del mismo modo, Pérez Medina apunta que el consumo moderado de cerveza también podría disminuir uno de los factores de riesgo de la enfermedad de Alzheimer, por su contenido en silicio. Este elemento reduce la biodisponibilidad de aluminio en plasma y tejido cerebral, un metal potencialmente neurotóxico asociado a la enfermedad de Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas importantes.

   Para paliar los síndromes en esta etapa de la mujer, los expertos recomiendan adoptar hábitos de vida saludables que eviten o retrasen enfermedades relacionadas con la menopausia. En este sentido, este documento revela que el consumo moderado de cerveza dentro de una alimentación saludable "podría tener efectos protectores en la salud debido a los ingredientes naturales con los que está elaborada (agua, cebada y lúpulo), dando especial importancia a la prevención como clave para paliar los efectos negativos sobre la salud de la mujer".

Para leer más