Actualizado 28/02/2020 22:29:20 CET

¿Ayuda la alimentación a mejorar la fertilidad?

Mujer comiendo.
Mujer comiendo. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / KONDOROS EVA KATALIN

   MADRID, 28 Feb. (EDIZIONES) -

   Aunque el factor que más determina la fertilidad de un hombre o de una mujer es su edad, especialmente en el caso de las mujeres, una correcta alimentación ayuda, "sin duda" a mejorar la fertilidad.

   Así lo asegura el doctor José Luis Gómez Palomares, de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), quien aclara también que, en el sentido contrario, "está demostrado que las mujeres con bajo peso o con sobrepeso tienen más probabilidad de ser infértiles".

   No obstante, menciona que la evidencia científica actual sobre el impacto de la dieta en la reproducción es "escasa", si bien este miembro de la SEF enumera algunos de los principales estudios que han visto la luz sobre el tema.

   El primero de los que destaca concluye que la dieta mediterránea ha demostrado ser beneficiosa para la fertilidad. Se trata de un estudio publicado en 2018 en la revista 'Human Reproduction', en el que se incluyeron 244 mujeres no obesas de entre 22 y 41 años. Gracias a él, se encontró que el grupo de mujeres de menos de 35 años que consumían una dieta mediterránea tenían más probabilidad de concebir que las que no lo hacían.

   Además, el doctor Gómez Palomares defiende que está comprobado científicamente y se han relacionado elevados niveles de mercurio en sangre, debido a una alta ingesta de pescado, con la infertilidad, según refleja otro trabajo de la 'British Journal of Obstetrics and Gynaecology'.

   Igualmente, el doctor llama la atención sobre el hecho de que hay diversos componentes de la dieta, como compuestos fitoquímicos, minerales, y vitaminas que pueden ocasionar cambios en los genes del espermatozoide (cambios epigenéticos). "Estos cambios pueden afectar la salud en general y a la reproductiva en particular. Estos cambios se pueden transmitir a la descendencia, según asegura un trabajo publicado en 'Nature Reviews Urology' en 2016.

   Con todo ello, el miembro de la SEF subraya que si queremos ser más fértiles puede ayudarnos el cuidar la dieta, y especialmente el optar por la mediterránea. "Toda mujer que desee concebir ha de tomar suplementos de ácido fólico y yodo (si no hay contraindicación), dado que la dieta habitual no garantiza un adecuado aporte. La carencia de ácido fólico puede llevar a la aparición de malformaciones fetales y la de yodo a que el feto no consiga un desarrollo neurológico completo", advierte este especialista.

   Asimismo, recuerda que hay un estudio científico publicado en la 'British Poultry Science' que demostraba que, en animales se ha apreciado que la ingesta de cúrcuma mejora a los patrones seminales.

   Igualmente, menciona que la suplementación con antioxidantes podría mejorar la fertilidad del varón, "pero la evidencia científica es escasa", a la vez que reseña otro trabajo de la 'American Journal of Obstetrics & Gynecology' de 2018 que muestra que el déficit de vitamina D podría disminuir la fertilidad.

QUÉ ALIMENTOS TOMAR

   Partiendo de la base de que el patrón de alimentación mediterránea es el más óptimo para nuestra salud en general, y nuestra fertilidad por tanto, desde el Hospital Universitario Dexeus de Barcelona mencionan por su parte que la fertilidad depende de un conjunto muy diversos de factores -genéticos, hormonales, físicos, y emocionales- y puede verse comprometida por múltiples causas.

   Con ello, aportan una serie de consejos sobre qué alimentos tomar, si bien advierten de que "ninguna de estas recomendaciones garantiza que vayas a quedarte embarazada, aunque sí será evidente que tu salud mejorará y que es un buen punto de partida para lograr el desarrollo de un embarazo sano".

   Aquí indican la toma de vegetales de hoja verde porque son ricos en folatos o ácido fólico, una vitamina del grupo B que ayuda a prevenir la aparición de malformaciones fetales. A su vez, recomiendan la ingesta de pescado azul y de aceite de oliva virgen extra, ya que aportan grasas saludables que combaten la inflamación y aumentan la receptividad de nuestro organismo a la insulina, dos factores que favorecen la fertilidad. "Pero ojo, porque algunas especies poseen un nivel alto de mercurio, que tiene un efecto tóxico. Así que evita el consumo de pescados de gran tamaño, como el atún, el pez espada y el emperador", agrega.

Otro mito muy extendido a la hora de querer quedarse embarazada es que no hay que tomar cafeína. Sobre este asunto, remarca que la mejor forma de hidratarse es beber agua. "Si eres muy cafetera, puedes tomar café, pero sin abusar ¿eh? Olvídate de los refrescos y de los zumos industriales, que contienen mucho azúcar y calorías vacías. Y, por supuesto, nada de bebidas de cola, aunque sea en formato light", añaden los expertos de Dexeus.

   Asimismo, sugieren la conveniencia de lavar y secar bien las frutas y verduras antes de consumirlas, ya que pueden contener sustancias químicas derivadas de abonos o de pesticidas que actúan como disruptores endocrinos. "De hecho, se ha demostrado que pueden afectar al crecimiento y a la reproducción de algunos seres vivos. Pero, ¡tranquila!, porque en los seres humanos y en las dosis en que podemos ingerirlos su efecto no es tan radical", afirman.

   En cuanto al aceite de onagra, otro de los mitos relacionados con la alimentación y la fertilidad, estos especialistas señalan que contiene ácidos grasos esenciales que intervienen en muchas funciones importantes, y que nuestro cuerpo no puede fabricar. "No se ha demostrado que su ingesta potencie la fertilidad. Además, están presentes de forma natural en muchos alimentos, como el pescado azul, nueces, aguacate, almendras, germen de trigo y en las semillas de chía", sentencian.