Publicado 30/12/2020 16:36CET

Así afecta la nutrición a la recuperación de los pacientes tras una cirugía cardíaca

Cirugía cardiáca en el Hospital Dr. Negrín
Cirugía cardiáca en el Hospital Dr. Negrín - GOBIERNO DE CANARIAS

MADRID, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

Científicos de la Universidad Estatal de San Petersburgo (Rusia) han explicado cómo los hábitos alimenticios de los pacientes afectan a su recuperación después de una cirugía cardíaca. Las personas con enfermedades valvulares del corazón parecen estar en riesgo.

Los nutrientes son los componentes estructurales de los alimentos que el cuerpo necesita para funcionar correctamente. Se dividen en macronutrientes (proteínas, grasas, carbohidratos) y micronutrientes (vitaminas, provitaminas, varios minerales, etc.). Su escasez se denomina deficiencia nutricional.

La medicina moderna presta poca atención a las deficiencias nutricionales en los pacientes de cirugía cardíaca. Al mismo tiempo, en oncología, pediatría, gastroenterología, la nutrición se trata más de cerca. En medicina, hay un término especial: caquexia cardíaca, la demacración extrema del cuerpo en pacientes con insuficiencia cardíaca grave. Las razones pueden ser muchas: desde el bajo gasto cardíaco hasta las drogas que suprimen el apetito. Los síntomas de la caquexia cardíaca incluyen debilidad y pérdida rápida de peso. Como resultado, los nutrientes no son suministrados al cuerpo en las cantidades correctas.

El problema también se complica por el hecho de que la mayoría de los pacientes con este diagnóstico no parecen estar muriendo de hambre. "El edema puede incluso hacer que parezcan tener sobrepeso. Por eso era de suma importancia para nosotros encontrar una herramienta fiable para identificar esta condición", explica el líder de este estudio, Sergey Efremov.

Durante ocho años, los investigadores han estado monitorizando a más de 1.000 sujetos que fueron sometidos a cirugía cardíaca. Al ingresar en la clínica, mediante una encuesta con cuestionario en varias escalas, averiguaron el estado nutricional de los pacientes: un conjunto de indicadores que caracterizan la relación cuantitativa de la masa muscular y la masa grasa. También recogieron otros datos pre y postoperatorios de los participantes en el estudio. Luego, después de uno, tres y ocho años, se les llamó por teléfono y se les preguntó sobre su salud.

"Como resultado del estudio, hemos encontrado que el estado nutricional del paciente tiene un importante valor pronóstico, ya que nos permite identificar la tasa de complicaciones postoperatorias. Como era de esperar, cuanto mayor sea el grado de deficiencia nutricional, mayor será la probabilidad de un escenario negativo. Además, hemos logrado identificar un pequeño grupo de pacientes de cirugía cardíaca que son más susceptibles a esta condición. Estos son los pacientes con enfermedad valvular cardíaca", señala Efremov.

Según el investigador, hay varias escalas para evaluar el estado nutricional en el mundo. Sin embargo, ninguna de ellas ha sido desarrollada específicamente para pacientes con patología cardiovascular. Al compararlas, los investigadores han seleccionado una herramienta de evaluación que tiene la mayor sensibilidad y especificidad para resolver el problema.

Es la escala MUST ('Malnutrition Universal Screening Tool'), que puede ser introducida en el trabajo diario de las clínicas. Cualquier médico en Urgencias es capaz de evaluar la condición del paciente con su ayuda. Para ello, es necesario solo hacer algunas preguntas simples. Si la escala revela desnutrición, un médico se unirá al caso para averiguar información detallada sobre el estado nutricional del paciente.