Publicado 04/03/2021 08:25CET

Alimentos funcionales, descubre cuáles son y sus beneficios

Archivo - Alimentación saludable, alimentos fucionales.
Archivo - Alimentación saludable, alimentos fucionales. - FCAFOTODIGITAL/GETTY - Archivo

   MADRID, 4 Mar. (EDIZIONES) -

   Los alimentos funcionales, o alimentos con atributos funcionales, son alimentos o componentes de alimentos con efectos positivos, es decir que tienen sustancias con actividad biológica favorable en salud y en bienestar físico.

   "Se pueden incluir en esta definición a los alimentos naturales o a aquellos alimentos a los que se ha añadido algún componente alimentario favorable, o se ha quitado algún componente desfavorable, o se ha modificado alguno de los componentes", según explica a Infosalus el doctor Franco Sánchez Franco, jefe del Servicio de Endocrinología, Nutrición y Diabetes del Hospital Nuestra Señora del Rosario (Madrid).

   Desde la Fundación Vivo Sano añaden que pueden tratarse de alimentos naturales o alimentos que han sido manipulados para añadirles o quitarles algún componente. Entre los ejemplos de alimentos funcionales podemos mencionar los que están enriquecidos con vitaminas y minerales, como los cereales o los lácteos. "Otros tienen modificado algunos de sus componentes, como los ácidos grasos, la fibra o su contenido en ácidos grasos omega 3", subraya.

   Así, el doctor Sánchez Franco cree que hay datos científicos "bastante sólidos" de que hay grupos de alimentos con estas propiedades positivas. Por ejemplo, dice que está demostrado que las frutas, los vegetales, y las legumbres tienen ingredientes activos biológicos.

   "Hay datos que sugieren que pueden prevenir algunos cánceres, enfermedades vasculares y arteriales, obesidad, o alteraciones del tubo digestivo, entre otras. Esto se demuestra cuando se comparan con otros alimentos de origen animal, como las carnes rojas de vacuno, de bovino, o de cerdo", agrega.

   En otros alimentos, también llamados 'alimentos fortificados', el efecto funcional se intenta conseguir añadiendo suplementos, como esteroles de plantas para disminuir el colesterol por ejemplo; al añadir selenio a algunos alimentos, esto puede influir favorablemente en el sistema inmunológico.

   Igualmente, el doctor hace mención al añadido de fibra dietética en los alimentos refinados (harina, pan, etc), una acción que los convierte en alimentos integrales, con efecto notable en las bacterias intestinales, en la motilidad intestinal, en la secreción de hormonas del tubo digestivo, aparte de producir saciedad y lentificar la absorción de hidratos de carbono refinados, que es negativo.

   "Este concepto de alimentos funcionales es también aplicable a alimentos como infusiones, hierbas, especias, entre otros", según aprecia el especialista del Hospital Nuestra Señora del Rosario.

   A su juicio, en este momento debe tener interés el efecto antiviral demostrado de algunos componentes alimentarios en frutas, vegetales, legumbres y en otros como pescado, aceite de oliva, frutos secos: "Todos ellos considerados alimentos funcionales por su contenido natural de polifenoles, flavonoides, alcaloides, esteroles, pigmentos y ácidos grasos insaturados". Según precisa el doctor Sánchez Franco, este efecto positivo se ha sugerido con infusión de hierbas, ricas en polifenoles como hierba maté, etc.

   "Dado lo importante que es el sistema inmune en la respuesta a la infección por COVID- 19, se debe considerar favorable la garantía de tomar el grupo de vitaminas básico diario, que es la composición de multivitamínicos de última generación, como Multicentrum, Supradyn, etc. No hay datos científicamente confirmados de la importancia que puede tener el nivel normal de vitamina D en la prevención de infección viral por COVID-19, pero se ha sugerido para riesgo de contaminación por virus influenza-gripe", considera el experto.

   Por otro lado, resalta el efecto beneficioso del café y del té, conteniendo cafeína natural y múltiples antioxidantes como polifenoles, ya que producen efectos positivos en el sistema inmune y en la resistencia de células a la infección viral, "así como otro efecto muy demostrado en la prevención de diabetes mellitus y cierto efecto en la prevención de obesidad, que también indirectamente serían favorables como protectores de la infección viral".

EFECTOS BIOQUÍMICOS

   Según explica el experto del Hospital Nuestra Señora del Rosario, estas acciones de alimentos hay que entenderlas todavía como efectos bioquímicos in vitro, es decir, en fase de estudio y observación, pero con muy baja confirmación científica en humanos.

   "La mayor evidencia de efecto funcional positivo de alimentos es la referida a grupos de alimentos, no a alimentos concretos, ni a un solo componente de un alimento. Así tiene alto valor científico el beneficio alimentario de alimentos de origen vegetal o también llamados de raíz-plantas (vegetales, frutas y legumbres); y algunos de origen acuático como los pescados, particularmente cuando se comparan con algunos alimentos de origen animal como carnes de vacuno, cordero y cerdo", agrega.

   Con todo ello, y dentro del concepto de alimentos funcionales, el doctor Sánchez Franco subraya que se pueden incluir dentro de esta clasificación a los probióticos y a los prebióticos. "Presentan una acción muy preferente sobre el tubo digestivo, aunque pueden tener también efectos en otras acciones clínicas", añade.

   Los probióticos son sustancias o productos alimentarios, preferentemente grupos de hongos, que estimulan la dinámica de bacterias intestinales; la toma de organismos con acción beneficiosa bacteriana intestinal regula el equilibrio de bacterias y previene enfermedad, según detalla.

   Mientras, el especialista del Hospital Nuestra Señora del Rosario sostiene que los prebióticos son ingredientes alimentarios no digeribles que pueden determinar directa o indirectamente una mejora del equilibrio bacteriano intestinal.

   En última instancia, el doctor insiste en la importancia de mantener una alimentación equilibrada, y no sólo de un grupo de alimentos, para poder obtener realmente efectos beneficiosos sobre la salud de las personas.