Los alimentos contaminados también afectan a la economía: pérdidas de 84.000 millones en productividad

Publicado 07/06/2019 10:40:56CET
PIXABAY - Archivo

MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los alimentos contaminados por bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas en economías de ingresos bajos y medios suponen unas pérdidas en productividad de 95.000 millones de dólares (84.370 millones de euros) por las enfermedades, la discapacidad y la muerte prematura de trabajadores, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) con motivo del primer Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos de las Naciones Unidas, que se celebra este viernes 7 de junio.

La OMS apunta que los alimentos nocivos "impiden" enferman cada año a casi una de cada diez personas en el mundo (cerca de 600 millones) y 420.000 terminan muriendo. De acuerdo con sus cifras, los niños menores de 5 años padecen el 40 por ciento de las enfermedades transmitidas por los alimentos, con 125.000 muertes anuales.

"Tanto si es agricultor, proveedor agrícola, procesador de alimentos, transportista, comerciante o consumidor, la inocuidad de los alimentos es asunto suyo. No hay seguridad alimentaria sin inocuidad alimentaria", explica el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva. "Desde la explotación agrícola hasta la mesa, todos tenemos un papel que desempeñar para lograr que los alimentos sean inocuos", añade el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

La FAO y la OMS reivindican que invertir en sistemas alimentarios sostenibles "compensa", y recuerdan la importancia del acceso de todas las personas a alimentos "inocuos, nutritivos y suficientes", así como que los alimentos son "esenciales para promover la salud y erradicar el hambre", dos de las principales metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

"Los alimentos inocuos permiten una ingesta adecuada de nutrientes y contribuyen a una vida saludable. La producción de alimentos inocuos apoya la sostenibilidad, al mejorar el acceso a los mercados y la productividad, lo que impulsa el desarrollo económico y la mitigación de la pobreza, en especial en las zonas rurales", argumentan.

Así, aseguran que invertir en educación en materia de inocuidad de los alimentos tiene el potencial de reducir las enfermedades transmitidas por los alimentos y generar ahorros de hasta 10 dólares (8,88 euros) por cada dólar (0,89 euros) invertido.

Para lograr la inocuidad alimentaria, consideran "fundamental" tomar medidas adecuadas a lo largo de la cadena de suministro de alimentos, desde los agricultores hasta los consumidores, así como contar con una buena gobernanza y reglamentaciones.

A partir de 2019, cada 7 de junio será el momento de destacar los beneficios de la inocuidad de los alimentos. El Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos fue adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en diciembre de 2018. El proceso fue iniciado en 2016 por Costa Rica, a través de la Comisión del Codex Alimentarius, gestionada por la FAO y la OMS.

Contador