Observan mayores problemas de aprendizaje en adultos con familiares con Alzheimer

Publicado 11/07/2019 10:56:21CET
Un estilo de vida saludable y desarrollar la memoria pueden reducir el riesgo de deterioro cognitivo en las personas con familiares que sufren Alzheimer.
Un estilo de vida saludable y desarrollar la memoria pueden reducir el riesgo de deterioro cognitivo en las personas con familiares que sufren Alzheimer. PIXABAY - Archivo

MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los investigadores del Instituto de Investigación Genómica Traslacional de Arizona (EEUU), en colaboración con universidades de Europa y Estados Unidos, han encontrado que existe una vinculación entre un desempeño eficiente en las tareas de aprendizaje y tener un familiar cercano que sufre la enfermedad de Alzheimer.

Los hallazgos, publicados en la revista 'eLife', pueden ayudar a identificar a las personas que tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer y podrían descubrir nuevas formas de retrasar o prevenir la enfermedad.

Los investigadores crearon un sitio web donde 59.571 participantes debían realizar una prueba de memoria, consistente en aprender pares de 12 palabras y a continuación completar las mitades faltantes de los pares que se les presentaban. La prueba se completó con datos sobre su sexo, educación, edad, idioma, país y salud, además de responder si a alguno de sus familiares cercanos se les había diagnosticado la enfermedad de Alzheimer.

Aquellos con antecedentes familiares de Alzheimer pudieron emparejar alrededor de dos pares y medio menos de palabras que los individuos sin antecedentes familiares. Tener diabetes pareció agravar los problemas de aprendizaje observados en individuos con antecedentes familiares.

"Identificar los factores que reducen o eliminan el efecto de los antecedentes familiares de la enfermedad de Alzheimer es particularmente crucial, ya que actualmente no existe una cura o tratamientos efectivos para reducir la enfermedad", ha afirmado Joshua Talboom, autor principal del estudio y miembro del Instituto de Investigación de Genómica Traslacional.

Paralelamente, se recogió una muestra de sangre seca o saliva a 742 participantes que tenían un pariente cercano con la enfermedad del Alzheimer, detectando una variación genética en el gen APOE, un gen que está directamente relacionado con la enfermedad. "El genotipo APOE es un factor genético importante que influye en la memoria, y encontramos que aquellos con la variación tuvieron un peor desempeño en la prueba de memoria que aquellos sin la variación", ha explicado el investigador.

"Nuestro estudio respalda la importancia de llevar un estilo de vida saludable, tratar adecuadamente enfermedades como la diabetes y desarrollar el aprendizaje y la memoria a través de la educación para reducir el deterioro cognitivo asociado con los factores de riesgo de la enfermedad de Alzheimer", han concluido los investigadores.

Contador

Para leer más