Las estancias temporales en residencias de mayores mejoran la socialización de las personas de la tercera edad

Publicado 19/07/2019 10:52:54CET
Las actividades colectivas y al aire libre son clave para fomentar la autoestima entre los mayores y generar interés en su entorno
Las actividades colectivas y al aire libre son clave para fomentar la autoestima entre los mayores y generar interés en su entornoSANITAS

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las estancias temporales en una residencia contribuyen a la ralentización del deterioro cognitivo y mejoran la socialización de los mayores, combatiendo el riesgo de aislamiento de las personas mayores que contribuye a la aparición de problemas de salud derivados de la soledad.

Actualmente dos millones de personas mayores de 65 años viven solas en España, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). La permanencia en casa de los mayores crea problemas de aislamiento y puede dar lugar a problemas de salud derivados de la soledad, aumentando el riesgo de envejecimiento neuronal y enfermedades derivadas de ello.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre un 25 por ciento y un 30 por ciento de las personas de más de 80 años padecen deterioro cognitivo. Según los expertos, cuando un mayor sufre deterioro cognitivo tiende a perder el interés por su entorno y volverse asocial, un estado que induce a la pérdida de memoria e incluso cambios de conducta.

Para evitarlo las residencias de mayores ofrecen estancias temporales para mejorar la creación de vínculos y las capacidades de los mayores, a través de actividades participativas y lúdicas que fomentan la interactividad y el trabajo en equipo. Los beneficios de vivir en una residencia o las estancias temporales contribuyen a la ralentización del deterioro cognitivo de los mayores y mejoran la socialización.

El doctor responsable de Gestión Asistencial de Sanitas Mayores, David Curto, ha afirmado que el objetivo es cuidar y fomentar la red social del mayor, especialmente, si éste presenta algún tipo de dependencia, de manera que ningún residente se sienta excluido o ignorado.

"Las limitaciones a las que se suelen enfrentar las personas mayores disminuyen su confianza y aumentan su deseo de aislamiento. Por ello, intentamos evitar siempre estas conductas, favoreciendo en todo momento las relaciones interpersonales entre los residentes con el apoyo de actividades como la de 'Tu mejor imitación' que llevamos a cabo en todas las residencias", ha explica el doctor.