Publicado 18/03/2021 17:03CET

Caries no tratadas y enfermedades periodontales, los problemas bucodentales más comunes en los mayores

Archivo - Persona mayor
Archivo - Persona mayor - GEDEON RICHTER - Archivo

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los problemas bucodentales más comunes que suelen presentar las personas mayores son las caries no tratadas y las enfermedades periodontales, que es un proceso inflamatorio grave de las encías que daña el tejido blando y destruye el hueso que sostiene los dientes, según ha informado la directora de Sermade, Sara Guisado, con motivo de la celebración, este sábado, del Día Mundial de la Salud Bucodental.

"Una de sus consecuencias es que las encías se retraen dejando expuesta parte de los dientes, lo que incrementa el riesgo de perder piezas dentales y aumenta la sensibilidad cuando la persona toma alimentos fríos o calientes. En ambos casos, provoca dificultades para masticar los alimentos y dificulta la correcta alimentación", ha detallado.

Asimismo, la doctora ha avisado de que determinados medicamentos reducen la secreción de saliva, lo que provoca sequedad de la boca o xerostomía, que también aumenta el riesgo de aparición de infecciones o caries. Por otra parte, el cuidado deficiente de las prótesis dentales afecta también a la salud bucodental.

Por eso, la directora de Sermade ha subrayado la importancia de mantener en buen estado las prótesis para que puedan seguir siendo un sustituto de las piezas dentales perdidas y, de esta manera, que las personas mayores mantengan la funcionalidad de la cavidad oral en los procesos de masticación y habla.

CONSEJOS PARA PREVENIR PROBLEMAS BUCODENTALES

La prevención y la detección precoz de posibles problemas bucodentales son determinantes para mantener una adecuada salud bucodental y del organismo en general.

"No podemos olvidar la relación que existe entre las afecciones orales de origen infeccioso e inflamatorio y otros procesos del organismo. Por ejemplo, pueden provocar que los microorganismos pasen al torrente sanguíneo y aumente el riesgo de contraer o empeorar las enfermedades cardiovasculares", ha recordado Guisado.

Por este motivo, aconseja mantener una correcta higiene de los dientes, de los tejidos periodontales y de las prótesis. Para ello, hay que cepillarse la boca, al menos, dos veces al día y usar colutorio, hilo dental y rascadores de lengua. Para el cuidado de la prótesis debemos cepillar las partes que se encuentran en contacto con los tejidos orales, al igual que los ganchos que puedan presentar para evitar el acúmulo de restos que puedan provocar daño en los tejidos de soporte.

Además, la experta recomienda el uso de estimuladores de saliva en el caso de padecer sequedad oral; realizar revisiones regulares, como mínimo dos veces al año, para detectar de forma precoz los procesos que precisen tratamiento; y mantener hábitos de vida saludables: dieta equilibrada, higiene adecuada, limitar el consumo de alcohol, evitar el tabaquismo y controlar el estrés, entre otros.

Finalmente, ha subrayado la necesidad de que los cuidadores, tanto familiares como profesionales, ayuden a las personas mayores dependientes a mantener la higiene bucodental, acudir a las revisiones odontológicas o cumplir con los tratamientos pautados.

Contador