Publicado 07/08/2020 11:54:43 +02:00CET

La vacuna BCG es segura y podría servir para la COVID-19

Imagen de archivo de un bote de vacuna.
Imagen de archivo de un bote de vacuna. - ADOBE STOCK/SINC - Archivo

MADRID, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

La vacuna BCG, una vacuna originalmente producida contra la tuberculosis, tiene un efecto estimulante general en el sistema inmunológico y por lo tanto es efectiva contra múltiples enfermedades infecciosas, posiblemente también contra la COVID-19, según un estudio que comparó grupos de voluntarios que han recibido la vacuna BCG (o no) en los últimos cinco años (antes de la pandemia de la corona), mostrando que la vacuna es segura y posiblemente influye en los síntomas de COVID-19.

El Bacilo Calmette-Guérin o vacuna BCG es la vacuna más ampliamente recibida en el mundo. Originalmente destinada a tratar la tuberculosis, más tarde se hizo evidente que proporciona un estímulo general y duradero al sistema inmunológico innato. Por lo tanto, la vacuna también era eficaz contra otras afecciones

Este estudio, '300BCG', es el resultado de su trabajo, en el que un grupo de voluntarios sanos recibió la vacuna BCG y pudo así compararse con un grupo de voluntarios sanos que no la recibieron. La mayoría de los voluntarios recibieron la vacuna entre abril de 2017 y junio de 2018. El propósito de ese estudio era determinar la diferencia en la respuesta inmunológica, pero ahora que la pandemia está presente, se interrogó a los mismos sujetos para ver si hay un efecto de la vacuna en los síntomas atribuibles a la infección por el virus del SARS-CoV-2.

Lo que la comparación entre los grupos muestra es que los que recibieron la vacuna no tuvieron más síntomas, no se enfermaron más a menudo o se enfermaron más gravemente, durante la primera ola de la pandemia COVID-19 en Países Bajos. Los datos también muestran un cuadro cautelosamente positivo, con un menor número de personas enfermas en el período marzo-mayo de 2020 entre el grupo vacunado con la BCG, y también una menor incidencia de fatiga extrema entre los vacunados.

Los investigadores subrayan que esto era de esperar dados los conocidos efectos de la vacuna BCG en los voluntarios sanos. Sin embargo, el estudio también tiene limitaciones que impiden sacar conclusiones sobre el beneficio de la vacuna BCG contra el nuevo coronavirus: "Es muy importante confirmar que alguien que ha sido vacunado con la BCG no experimenta ningún aumento de los síntomas durante la pandemia de COVID-19. Aunque vemos menos enfermedad en las personas que se han vacunado con la BCG, sólo los estudios prospectivos de vacunación con BCG en curso pueden determinar si esta vacuna puede ayudar contra COVID-19".

Para leer más