Publicado 16/06/2020 19:00:59 +02:00CET

La tetrahidroquinolona puede eliminar los parásitos que causan la toxoplasmosis y la malaria

Desarrollado un nuevo análisis de sangre para detectar la exposición reciente a la malaria 'recurrente' o vivax.
Desarrollado un nuevo análisis de sangre para detectar la exposición reciente a la malaria 'recurrente' o vivax. - MAYETA CLARK, WALTER AND ELIZA HALL INSTITUTE

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Medicina de Chicago (Estados Unidos) han descubierto un compuesto de plomo, denominado tetrahidroquinolona, que puede reducir significativamente o eliminar la toxoplasmosis, así como la malaria. Estos compuestos son muy eficaces contra múltiples cepas de plasmodia 'in vitro' resistentes a los medicamentos.

La infección por 'Toxoplasma gondii' es una de las infecciones parasitarias más frecuentes en los humanos. Este parásito está presente en el cerebro de unos dos mil millones de personas, aproximadamente el 40 por ciento de todos los seres humanos de la Tierra. Es endémica en todo el mundo, causando epidemias transmitidas por el agua y los alimentos que dan lugar a la toxoplasmosis.

Esta infección descuidada, a menudo mal tratada o no tratada, se transmite a los humanos cuando una persona come carne poco cocinada infectada, bebe agua contaminada o está expuesta a parásitos en el suelo, generalmente por las heces de los gatos. Pocas víctimas reconocen la exposición inmediatamente, pero el parásito causa una infección de por vida. No puede ser curado en este momento.

Esta enfermedad puede comenzar antes o después del nacimiento. Puede dañar permanentemente los ojos y el cerebro durante la infección activa inicial. Las infecciones latentes pueden reactivarse, causando enfermedades graves o la muerte, especialmente en pacientes inmunocomprometidos con cáncer, enfermedades autoinmunes, sida o transplantes. No hay una vacuna preventiva.

La enfermedad parasitaria tropical relacionada, la malaria, causada por la plasmodia, mata a un niño cada 11 segundos, o unos 500.000 niños cada año. La malaria sigue siendo una amenaza constante para los viajeros que visitan zonas endémicas. La resistencia a los medicamentos es un problema clínico importante.

"Se necesitan urgentemente medicamentos nuevos y mejorados para prevenir y curar tanto la toxoplasmosis como la malaria. Muchas personas sufren y bastantes mueren por estas infecciones. Hasta ahora, ningún medicamento ha sido capaz de eliminar la forma crónica y enquistada del 'Toxoplasma'. Pero pronto tendremos medicamentos que pueden marcar la diferencia en la prevención y el tratamiento de las infecciones activas y latentes", reflexiona Rima McLeod, autora principal del estudio, que se ha publicado en la revista 'Frontiers in Cellular and Infection Microbiology'. En este trabajo, los investigadores pudieron mejorar dramáticamente los resultados de ambas enfermedades en modelos de ratones.

Contador