Publicado 27/03/2020 14:25CET

SOLTI recomienda mantener la inclusión y reclutamiento de pacientes en ensayos clínicos de Oncología

Dres.Prat, Ciruelos, Gavil
Dres.Prat, Ciruelos, Gavil - SOLTI

MADRID, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Grupo SOLTI ha recomendado que, pese al estado de alarma por el coronavirus, se siga manteniendo la inclusión y reclutamiento de pacientes en los ensayos clínicos de Oncología, siempre y cuando se predomine el beneficio para el enfermo frente al riesgo de complicaciones.

"Para nosotros, la investigación clínica forma parte de la práctica asistencial, y, por ello, las unidades de ensayos clínicos hospitalarias siguen funcionando. Están integradas dentro del hospital de día. Hay que tener en cuenta que los fármacos que utilizamos son el presente y el futuro del tratamiento del cáncer", ha dicho el presidente de SOLTI y jefe del servicio de Oncología del Hospital Clínic de Barcelona, Aleix Prat.

En este sentido, y a pesar de que todos los hospitales españoles están sufriendo los efectos de la pandemia, generando un escenario de máxima complejidad, la vicepresidenta de SOLTI, Eva Ciruelos, ha comentado que todos los implicados, centros hospitalarios, profesionales y promotores, están aplicando soluciones intermedias y aunando esfuerzos para preservar, en la medida de lo posible, la normalidad tanto en la asistencia como en la investigación clínica.

De hecho, en los tres centros consultados se han establecido sistemas de comunicación directa y constante con las pacientes a través del teléfono o de correo electrónico para explicarles cómo será, mientras dure el estado de alerta, su relación con el hospital, con la unidad de ensayos clínicos y con su oncólogo.

No obstante, por precaución, en todos los casos en los que es posible, se han dejado de realizar visitas presenciales para pasar a hacer un seguimiento telemático a todos los pacientes. En concreto, en el Hospital Clínic de Barcelona se ha mantenido el 75 por ciento de la actividad asistencial e investigadora siendo los casos más frágiles, como es el caso de pacientes de edad muy avanzada, a los que les han adaptado el tratamiento.

"En estas circunstancias, si valoramos, de acuerdo con el paciente, que el tratamiento dentro del ensayo clínico aporta un claro beneficio no dejaremos de incluir a pacientes por no asumir el riesgo de hacerles venir al hospital, siempre priorizando la seguridad del paciente, a no ser que surjan limitaciones insalvables", han dicho los expertos.

Por su parte, el jefe clínico del servicio de Oncología Médica del Instituto Valenciano de Oncología (IVO), Joaquín Gavil, ha informado de que la situación en su centro les permite desde hace unas semanas mantener la asistencia y los tratamientos presenciales, si bien han redirigido un volumen importante de la actividad, revisiones y controles rutinarios, a un seguimiento telemático.

"En el futuro esto significará un cambio de paradigma que beneficiará por igual a clínicos y pacientes. Debemos pensar también que, si por algún motivo un centro no puede seguir adelante con el reclutamiento en sus ensayos, hay la posibilidad de transferir temporalmente pacientes a otro centro que tenga el mismo ensayo disponible", ha añadido.

PACIENTES ONCOLÓGICOS Y COVID-19

Los pacientes oncológicos son un grupo de riesgo por su condición de enfermos crónicos, porque algunos pueden estar inmunodeprimidos debido al tratamiento, porque tienen una afectación pulmonar o porque toman medicaciones que merman su fortaleza física, entre otras circunstancias, aunque el enfermo hematooncológico, con un tumor sólido, no es necesariamente un paciente de alto riesgo de infección y si se infecta no tiene más complicaciones de las que ya conocemos.

"Igual que ha ocurrido en Italia y en China, en nuestro centro no hemos observado una entrada masiva de pacientes oncológicos con síntomas asociados a Covid-19. Para este virus los factores de mayor riesgo son la edad, tener patologías previas, obesidad o bronquitis", ha apostillado Prat.

Finalmente, Ciruelos ha recordado que la infección ha provocado que la sociedad se recoloque y se le haga consciente de que por "muy importante" que sea la economía, la política y todas las cuestiones que ocupan la vida, "no hay nada que esté por encima de la salud y nadie, sin distinción, está libre de enfermar".

"Esta crisis nos iguala como seres humanos y hace evidente que somos vulnerables, mucho más de lo que creemos. Sin duda, esta lección de humildad revela, ahora más que nunca, la enorme trascendencia de invertir en salud y en investigación por encima de todo", ha zanjado.