Publicado 05/11/2020 11:43CET

La personificación de la profilaxis en hemofilia debe atender a aspectos como la edad, la actividad física o el trabajo

Glóbulos rojos, sangre
Glóbulos rojos, sangre - PIXABAY - Archivo

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

La personalización de la profilaxis en hemofilia debe basarse en un análisis holístico de diferentes aspectos en función de cada paciente, tales como la edad, actividad física, situación articular, entorno social y tipo de trabajo, según han puesto de manifiesto los expertos durante el simposio 'Personalización de la profilaxis: mitos, realidad y retos', organizado por Novo Nordisk en el marco del LXII Congreso Nacional SEHH-XXXVI Congreso Nacional SETH, celebrado de forma virtual.

El fenotipo hemorrágico, estado articular, actividad física, farmacocinética y adherencia, acceso venoso y aspectos psicosociales son "los pilares fundamentales sobre los que se asienta la personalización de la profilaxis", tal y como han afirmado. En este sentido, lo más 2
"importante" de cada uno de ellos es, tal y como explica el Jefe de Servicio de Hematología del Hospital Universitario La Paz, el doctor Víctor Jiménez, "del fenotipo hemorrágico, una pronta identificación para poder actuar lo más precozmente posible; de la artropatía, la búsqueda de datos incipientes de artropatía que permitirían una implementación en la profilaxis; de la farmacocinética, los métodos poblacionales que han permitido una mayor implantación de su uso; y de la adherencia, el trabajo a realizar en la población adolescente".

En cuanto al ejercicio, el jefe de Sección de Trombosis y Hemostasia del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, el doctor Ramiro Núñez, ha explicado que "practicar actividad física va a favorecer un mejor desarrollo articular, mejorando el balance muscular, disminuirá el riesgo de sangrados y contribuirá a evitar la obesidad". Asimismo, añade que esta permitirá una mejor socialización y, en definitiva, mejorará el desarrollo integral, la calidad de vida y la autoestima. En este sentido, afirma que también "es aconsejable una valoración previa por especialistas en aparato locomotor (rehabilitador, fisioterapeuta), antes de establecer una actividad física rutinaria, especialmente en pacientes adultos".

En esta línea, el especialista del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla cree "interesante llegar a un consenso entre los profesionales implicados, la familia y el propio niño o paciente sobre qué actividad física es la más aconsejada en cada caso". Ha explicado que existen guías que pueden servir de apoyo a la hora de esta elección, "teniendo muy presente los riesgos potenciales de cada actividad y la necesidad de llevar a cabo una profilaxis adecuada para evitar este riesgo o minimizarlo al máximo".

RETOS

A pesar de que es una práctica extendida y la mayoría de los pacientes se benefician de esta personalización, aún queda "un importante campo de mejora en este terreno". Como señala el también Profesor Asociado de Hematología en la Universidad Autónoma de Madrid, el doctor Víctor Jiménez, "uno de los principales mitos es fundamentar la personalización en algún parámetro asilado, generalmente, la farmacocinética".

Entre los retos a los que todavía se enfrenta esta individualización se encuentran, en palabras del doctor Jiménez, contar con "una visión conjunta y holística de los elementos que componen la personalización de la profilaxis y el acceso, cada vez mayor, a valoraciones precoces de los datos iniciales de artropatía.

Por su parte, el doctor Ramiro Núñez apunta como principales desafíos a "la modificación de pautas de profilaxis ya establecidas desde periodos de tiempo muy prolongados, la necesidad de controles analíticos y farmacocinéticos para adecuar las pautas, la presencia de otras complicaciones como la artropatía o el desarrollo de inhibidores que impiden cumplir las expectativas".

Contador

Para leer más