Publicado 02/11/2020 12:38CET

La OMS asegura que casi todas las reacciones adversas a fármacos se pueden prevenir

Pastillas, fármacos, analgésicos.
Pastillas, fármacos, analgésicos. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / LIDERINA - Archivo

   MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha asegurado que la "mayoría" de las reacciones adversas a los medicamentos se pueden prevenir, si bien ha pedido a los países contar con sistemas "sólidos" para informar sobre cualquier efecto secundario no deseado.

   En este punto, el organismo de Naciones Unidas ha recordado que el aspecto más importante del monitoreo de la seguridad de los medicamentos es la información confiable en tiempo real, señalando que los profesionales de la salud (médicos, farmacéuticos, enfermeras, dentistas) son los más indicados para informar sospechas de reacciones adversas como parte de la atención al paciente.

   Además, la OMS ha destacado que los pacientes también tienen un papel fundamental en la obtención de la información adecuada para las autoridades, por lo que ha subrayado la importancia de que consulten a su médico "tan pronto" como detecten síntomas o reacciones no deseados. "Tanto los profesionales de la salud como los pacientes deben informarlos incluso si tienen dudas sobre la relación precisa entre el fármaco administrado y la reacción", ha añadido.

   Dicho esto, la OMS ha explicado que muchas reacciones farmacológicas no deseadas pueden deberse a factores independientes del medicamento como, por ejemplo, diagnóstico incorrecto de la condición médica del paciente; prescripción de un medicamento inapropiado o dosis incorrecta del medicamento apropiado; una condición médica, genética o alérgica no detectada que pueda causar una reacción en el paciente; automedicación con medicamentos recetados; no seguir las instrucciones para tomar el medicamento; interacciones con otras drogas (incluidas las medicinas tradicionales) y ciertos alimentos.

   Ahora bien, el organismo ha avisado de que los riesgos también pueden ocurrir porque la composición y los ingredientes de un medicamento no cumplen con los estándares requeridos, lo que hace que sean "ineficaces e incluso peligrosos"; o porque el medicamento es falso, sin ingredientes activos o con ingredientes inapropiados.

   Por todo ello, la OMS ha subrayado la importancia de que una vez aprobado un medicamento se realice un seguimiento para ver cómo funciona una vez que se usa ampliamente en una población. "Esto requiere un seguimiento cuidadoso del paciente y una mayor recopilación de datos científicos por parte de agencias locales, nacionales e internacionales organizadas", ha apostillado.

SEGURIDAD DE LOS MEDICAMENTOS DURANTE LA PANDEMIA DE COVID-19

   A medida que se disponga de nuevas vacunas y tratamientos Covid-19, la OMS ha señalado que los profesionales de la salud y los pacientes deberán participar "activamente" en el seguimiento de los efectos de estos nuevos productos y notificar cualquier posible reacción adversa.

   "El monitoreo internacional de la seguridad de los medicamentos es particularmente importante durante epidemias globales como la actual pandemia de Covid-19, y más aún cuando no existen vacunas o medicamentos comprobados para la enfermedad. Al analizar las reacciones notificadas, las autoridades farmacéuticas nacionales pueden tomar las medidas necesarias para un uso más seguro de los medicamentos, los científicos pueden evaluar los datos y, si es necesario, pueden activarse redes internacionales para abordar el problema", ha argumentado.

   Finalmente, la OMS ha recordado que promueve la seguridad de los medicamentos a nivel mundial a través de su 'Programa de Monitoreo Internacional de Medicamentos', que ayuda a los países a desarrollar políticas sólidas de farmacovigilancia, organiza talleres y capacitación práctica, y establece redes para compartir información.

   Una función importante del programa es fortalecer los sistemas nacionales de notificación y su contribución a 'VigiBase', la base de datos mundial de la OMS para reacciones adversas a medicamentos, gestionada por el Centro de Monitoreo de Uppsala en Suecia, e identificar posibles vínculos entre el uso de un medicamento y las reacciones adversas.

   "Cuando surgen señales de problemas de seguridad de los medicamentos a través de la base de datos u otras fuentes, la OMS y el Centro de Monitoreo de Uppsala comparten nueva información sobre reacciones adversas graves con todos los Estados Miembros de la OMS", ha zanjado.

Contador

Para leer más