Publicado 16/11/2021 07:14CET

El milvexian, eficaz y segura para la prevención de coágulos venosos

Archivo - Coágulos de sangre, trombo
Archivo - Coágulos de sangre, trombo - LIBRE DE DROIT/ISTOCK - Archivo

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los investigadores han comparado milvexian con enoxaparina para la prevención de coágulos sanguíneos en 1.242 pacientes de 18 países sometidos a cirugía de reemplazo de rodilla entre junio de 2019 y febrero de 2021 y han encontrado que a una dosis diaria total de 100 mg o más, milvexian dio lugar a una mejor protección de los coágulos, pero no aumentó la hemorragia en comparación con la enoxaparina, el medicamento de control.

Milvexian se evaluó en dosis diarias que iban de 25 a 400 mg y no hubo un aumento de las hemorragias en este amplio rango de dosis, según publican investigadores de la McMaster University, de Canadá, en el 'New England Journal of Medicine'.

El milvexian es único porque actúa sobre el factor XIa, una enzima de la coagulación que provoca peligrosas trombosis, coágulos de sangre, pero que no es vital para detener las hemorragias de las lesiones.

"El principal efecto secundario de los actuales fármacos anticoagulantes orales es la hemorragia, y el temor a ésta conduce a su infrautilización. Esto plantea la necesidad de contar con anticoagulantes orales más seguros, y ahí es donde entra milvexian", explica el autor principal, Jeffrey Weitz, profesor de medicina y bioquímica y ciencias biomédicas en McMaster y director ejecutivo del Instituto de Investigación sobre Trombosis y Aterosclerosis de McMaster y Hamilton Health Sciences.

"Los coágulos de sangre son responsables de 1 de cada 4 muertes en todo el mundo --continúa--. Los anticoagulantes son un pilar para el tratamiento y la prevención de los coágulos en venas y arterias, y necesitamos urgentemente medicamentos orales más seguros para reducir la carga de lo que a menudo son afecciones de por vida".

Weitz señala que los coágulos sanguíneos son la causa subyacente de los infartos de miocardio, los accidentes cerebrovasculares, la trombosis venosa profunda y la embolia pulmonar. Muchas de estas enfermedades requieren un tratamiento anticoagulante de por vida. Por ello, se necesitan anticoagulantes orales más seguros, como milvexian.

Apunta que el estudio se centró en los pacientes sometidos a cirugía de sustitución de rodilla porque tienen un alto riesgo de coágulos sanguíneos postoperatorios y dichos coágulos pueden identificarse fácilmente con venogramas, radiografías de las venas de las piernas. Por tanto, esta población de pacientes constituye un campo de pruebas ideal para nuevos anticoagulantes, ya que pueden identificarse dosis eficaces y seguras.

Weitz subraya que su estudio, financiado por Bristol Myers Squibb y Janssen Research and Development, es el primero de varias investigaciones sobre los inhibidores orales del factor XIa. Los resultados de los demás estudios se darán a conocer probablemente el año que viene.

Contador