Publicado 11/12/2020 07:11CET

Los medicamentos para el asma materna, asociados con partos prematuros

Se han encontrado niveles más bajos de testosterona "libre" en mujeres con asma.
Se han encontrado niveles más bajos de testosterona "libre" en mujeres con asma. - ATS - Archivo

   MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Los medicamentos para el asma, ya sea que se continúen o se suspendan durante el embarazo, están asociadas con partos prematuros y bajo peso al nacer del bebé, según un nuevo estudio publicado esta semana en la revista de acceso abierto 'PLOS ONE' por Sue Jordan, de la Universidad de Swansea, en Reino Unido, y sus colegas.

   La prevalencia del asma en el embarazo ha aumentado en todo el mundo en los últimos años y no hay consenso sobre el efecto de los medicamentos para el asma o el asma en los resultados perinatales. Sin embargo, se sabe que los medicamentos recetados para el asma pueden atravesar la placenta.

   En el nuevo estudio, los investigadores analizaron todos los nacimientos en Gales después de 24 semanas de gestación entre enero de 2000 y diciembre de 2010, con datos de prescripción materna asociados (117,717 nacimientos).

   La exposición a cualquier medicamento para el asma se definió como a la mujer a la que se le había recetado al menos un medicamento para el asma en los tres trimestres del embarazo. Se excluyeron los embarazos interrumpidos por anomalías fetales, los lactantes con anomalías congénitas, los embarazos que no fueron únicos y los expuestos a otras drogas o sustancias asociadas con resultados perinatales.

   Las prescripciones para el asma se asociaron con el nacimiento antes de las 32 semanas de gestación y pesos al nacer por debajo del percentil 10. Además, la interrupción del medicamento para el asma durante el embarazo se asoció tanto con el parto antes de las 32 semanas como con el parto antes de las 37 semanas de gestación.

   La muerte fetal intrauterina también fue más prevalente entre las mujeres a las que se prescribieron medicamentos para el asma que en la población no expuesta. especialmente si los medicamentos se habían interrumpido durante el embarazo. Los autores concluyen que se necesita un mayor seguimiento, apoyo específico y control activo del asma antes, durante y después del embarazo.

   Los autores añaden: "Este análisis de los registros de prescripción para más de 100.000 embarazos encontró que las mujeres que interrumpieron sus medicamentos para el asma durante el embarazo tenían un mayor riesgo de parto prematuro y no amamantar a las 6-8 semanas, mientras que las mujeres que continuaron con sus corticosteroides inhalados tenían riesgo menor. Los registros de recetas se pueden utilizar para identificar a las mujeres que necesitan ayuda y apoyo adicionales".