Publicado 05/02/2021 14:59CET

Un medicamento para la próstata, asociado a un menor riesgo de Parkinson

Parkinson, mano, mujer mayor, atención, ayuda, cuidadora
Parkinson, mano, mujer mayor, atención, ayuda, cuidadora - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / PORNPAK KHUNATORN

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

Tomar un tipo particular de medicación para tratar el agrandamiento de la próstata se asocia con un menor riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson, según un amplio estudio de observación dirigido por investigadores de la Universidad de Iowa (Estados Unidos), con colegas de Dinamarca y China.

Los hallazgos, publicados en la revista científica 'JAMA Neurology', proporcionan evidencia convincente de que la terazosina, y medicamentos similares, podrían tener el potencial de prevenir o retrasar el desarrollo de la enfermedad de Parkinson.

Este nuevo estudio utilizó datos de casi 300.000 hombres mayores de dos grandes conjuntos de datos independientes de pacientes para investigar si tomar terazosina está asociado con el desarrollo de la enfermedad de Parkinson.

Los hallazgos se basan en una investigación preclínica previa del equipo, que mostró que la terazosina mejora los niveles de energía celular y puede prevenir o ralentizar la progresión de la enfermedad de Parkinson en modelos animales. En este estudio anterior, el equipo mostró que los hombres con Parkinson que también tomaban terazosina y medicamentos relacionados habían reducido los signos, síntomas y complicaciones de la enfermedad.

La tamsulosina es otro medicamento comúnmente utilizado para tratar el agrandamiento de la próstata, pero a diferencia de la terazosina, la tamsulosina no tiene ningún efecto sobre la producción de energía celular, que los estudios de laboratorio del equipo sugieren que es importante en el efecto protector de la terazosina.

El nuevo estudio extiende estos hallazgos para investigar si la terazosina, y los medicamentos relacionados que también pueden mejorar la producción de energía celular, están asociados con un menor riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson.

Utilizando las bases de datos de EE.UU. y Dinamarca, el equipo identificó a 150.000 hombres que empezaron a tomar terazosina o medicamentos similares y los emparejó, basándose en la edad y el historial clínico, con 150.000 hombres que empezaron a tomar tamsulosina.

"Luego rastreamos los datos de salud de estos hombres para determinar cuántos de cada grupo desarrollaron la enfermedad de Parkinson. Los hombres que tomaron terazosina fueron entre 12 y 37% menos propensos a desarrollar la enfermedad de Parkinson durante el seguimiento que los hombres que tomaron tamsulosina", explica uno de los autores, Jacob Simmering.

Además, el estudio encontró que una mayor duración del uso de los medicamentos para la próstata que mejoran la energía se asoció con mayores efectos protectores. "A pesar de las diferencias relativas en la estructura de la población y del sistema sanitario, encontramos un efecto protector similar en ambos países. La replicación del hallazgo en una cohorte internacional es una poderosa evidencia que sugiere un efecto causal. Si estos resultados se confirman a través de una mayor investigación, especialmente un ensayo clínico aleatorio, la terazosina puede proporcionar neuroprotección y potencialmente prevenir y no solo manejar la enfermedad de Parkinson", concluye Simmering.