Publicado 04/06/2021 17:32CET

Investigadores encuentran dos fármacos que podrían suprimir eficazmente el SARS-CoV-2

Imágenes de células que muestran la proximidad (amarillo) de GRP78 (verde) con la proteína Spike de SARS-Cov-2 (rojo) (paneles de la izquierda) y ACE2 (rojo) (paneles de la derecha).
Imágenes de células que muestran la proximidad (amarillo) de GRP78 (verde) con la proteína Spike de SARS-Cov-2 (rojo) (paneles de la izquierda) y ACE2 (rojo) (paneles de la derecha). - ANTHONY CARLOS

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de investigadores con sede en Japón, Estados Unidos y el Reino Unido puso en marcha un proyecto para encontrar una cura frente a la COVID-19. Según sus hallazgos, encontraron dos fármacos que proporcionaron una supresión eficaz del SARS-CoV-2: la cefarantina, que se utiliza para tratar la inflamación, y el nelfinavir, que está aprobado para el tratamiento de la infección por VIH.

Para lograr este objetivo, los investigadores establecieron primero un sistema experimental para el cribado de fármacos que pudieran ayudar a controlar las infecciones. Este sistema utilizó un tipo de células denominadas VeroE6/TMPRSS2, que fueron manipuladas para que se infectaran eficazmente con el SARS-CoV-2 y lo produjeran.

"Para determinar si un fármaco de interés podía ayudar a combatir la infección por el SARS-CoV-2, simplemente teníamos que exponer las células VeroE6/TMPRSS2 tanto al fármaco como al SARS-CoV-2 y luego observar si la presencia del fármaco servía para dificultar los esfuerzos del virus por infectar las células", explica el profesor Watashi, uno de los responsables del trabajo, que se ha publicado en la revista 'iScience'.

Los investigadores utilizaron este sistema experimental para examinar un panel de fármacos ya aprobados para uso clínico, entre ellos fármacos como el remdesivir y la cloroquina que ya han sido aprobados o se están probando como tratamientos para el COVID-19.

En su trabajo, la cefarantina inhibió la entrada del virus en las células impidiendo que se uniera a una proteína de la membrana celular, que utiliza como puerta de entrada. Por el contrario, el nelfinavir impedía que el virus se replicara en el interior de la célula al inhibir una proteína de la que depende el virus para su replicación.

Dado que estos fármacos tienen mecanismos antivirales distintos, el uso conjunto de ambos podría ser especialmente eficaz para los pacientes, ya que los modelos computacionales predicen que la terapia combinada de cefarantina y nelfinavir puede acelerar la eliminación del SARS-CoV-2 de los pulmones de un paciente en tan sólo 4,9 días.

Entonces, ¿significa esto que veremos estos nuevos fármacos en los centros de tratamiento del COVID-19? Por supuesto, el dúo de fármacos aún no está listo para ser introducido en los sistemas sanitarios. Estos hallazgos justifican que se siga investigando el potencial clínico de la terapia con cefarantina/nelfinavir, y sólo después de esto podremos decir con seguridad que es útil y provechosa.

No obstante, dada la naturaleza actual de la pandemia de COVID-19 y el creciente número de muertes, el desarrollo de la terapia con cefaranthine/nelfinavir puede proporcionar a los médicos y a los pacientes una nueva opción de tratamiento muy necesaria.

Contador