Publicado 01/06/2020 07:06CET

Hallan factores que influyen en los resultados en el cáncer de riñón tratado con inmunoterapia

Riñones
Riñones - UNIVERSIDAD CASE WESTERN RESERVE - Archivo

   MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Al analizar tumores de pacientes tratados con inmunoterapia para el cáncer de riñón avanzado en tres ensayos clínicos, los científicos del Instituto del Cáncer Dana-Farber, en Estados Unidos, han identificado varias características de los tumores que influyen en su respuesta a los medicamentos inhibidores del punto de control inmunitario.

   La investigación se ha presentado durante el Simposio de Ciencias Clínicas en la Reunión Anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) y se publica simultáneamente en la revista 'Nature Medicine'.

   Los investigadores dicen que el estudio proporciona pistas importantes sobre la genética del cáncer de riñón y su interacción con el sistema inmune que pueden ser vitales en nuestra capacidad de predecir qué pacientes tienen más probabilidades de beneficiarse con los medicamentos de inmunoterapia, que han sido aprobados para el primer y segundo línea de tratamiento en la enfermedad, pero que no funciona en todos los pacientes.

   El estudio ha mostrado que las características que generalmente están vinculadas a la respuesta o resistencia a la inmunoterapia en otros tipos de cáncer no funcionan de la misma manera en el cáncer de células renales de células claras avanzado (ccRCC).

   "El cáncer de riñón rompe todas esas reglas", destaca David Braun, especialista en cáncer de riñón de Dana-Farber y primer autor del informe.

   El cáncer de células renales de células claras es la forma más común de cáncer de riñón. Los medicamentos de inmunoterapia con inhibidores de punto de control como el pembrolizumab y el nivolumab utilizados en el cáncer de riñón avanzado funcionan al bloquear la PD-1, una proteína en las células T inmunes que normalmente evitan que estas células ataquen otras células en el cuerpo. Al bloquear la PD-1, estos medicamentos aumentan la respuesta inmune contra las células de cáncer de riñón.

   Suponen una nueva arma poderosa para el cáncer de riñón avanzado, que generalmente no responde a la quimioterapia estándar. En cánceres como el melanoma y el cáncer de pulmón, tienden a ser más efectivos contra los tumores con una "alta carga mutacional", es decir, su ADN está plagado de muchas mutaciones.

   El cáncer avanzado de células renales de células claras, por el contrario, tiene un número moderado de mutaciones, pero es relativamente sensible a los inhibidores del punto de control, y los científicos no saben por qué.

   Otra diferencia sorprendente es que en el melanoma y algunos otros tipos de cáncer, los tumores que se infiltran con un gran número de células T CD8 inmunes, creando lo que se denomina un ambiente inflamado o "caliente" dentro del tumor, responde mejor al bloqueo de PD-1. Pero lo contrario es cierto en el cáncer de riñón avanzado: la alta infiltración de las células T CD8 se asocia con un peor resultado.

   En este estudio, los científicos analizaron 592 tumores recogidos de pacientes con cáncer de riñón avanzado que se inscribieron en ensayos clínicos de fármacos bloqueadores de PD-1. Utilizaron la secuenciación del ARN y el exoma completo y otros métodos para descubrir los cambios genómicos y otros factores asociados con la forma en que los tumores de los pacientes respondían a los medicamentos, específicamente, la supervivencia libre de progresión y la supervivencia general de los pacientes.

   El objetivo del estudio fue determinar qué características de las células avanzadas de cáncer de riñón se asociaron con su respuesta o resistencia a los inhibidores de PD-1. Al analizar los tumores de pacientes con ccRCC avanzado tratados con inhibidores de PD-1, los investigadores buscaron biomarcadores en los genomas de las células de cáncer de riñón que podrían estar correlacionados con los resultados del paciente, como la supervivencia libre de progresión y la supervivencia general.

   Braun señala que algunos de los hallazgos más interesantes fueron las características de los tumores renales que, a diferencia de otros tipos de cáncer, no influyeron en la respuesta a los fármacos inhibidores de PD-1. "Para nuestra sorpresa, los tumores inmunológicamente 'calientes' no respondieron mejor que los tumores 'fríos'", apunta Braun.

   Otro factor que afecta la capacidad de respuesta en algunos tipos de cáncer, las moléculas específicas de HLA heredadas por individuos que presentan antígenos para el sistema inmune, no afectó la respuesta inmune a los tumores renales avanzados.

   "Eso nos sorprendió --admite el doctor Wu, jefe de la División de Trasplante de Células Madre y Terapias Celulares--. Presumimos razonablemente que el potencial del sistema inmunitario del paciente para presentar y reaccionar a una mayor diversidad de antígenos puede estar asociado con mejores resultados, pero claramente el cáncer de riñón no se ajusta al molde estándar".

   "Sin embargo, descubrimos algunos factores que pueden explicar las observaciones inesperadas", apostilla el doctor Shukla, quien lidera el grupo computacional en el Laboratorio de Inmunogenómica Translacional Dana-Farber.

   El estudio descubrió que los tumores renales avanzados fuertemente infiltrados con células T CD8 no respondían bien a los bloqueadores de los puntos de control inmunitario a pesar de que eran tumores inmunológicamente "calientes".

   "Nuestro trabajo destaca la importancia de integrar los datos genómicos con los datos inmunopatológicos generados a través de una minuciosa revisión realizada por patólogos expertos", destaca el doctor Signoretti, profesor de patología en la Facultad de Medicina de Harvard.

   "El estudio actual proporciona información crítica sobre los mecanismos inmunogenómicos que contribuyen a la respuesta y la resistencia a la inmunoterapia en el cáncer de células renales de células claras", añade el doctor Choueiri, director del Centro Lank de Oncología Genitourinaria y el Profesor de Medicina Jerome y Nancy Kohlberg en Harvard Medical Colegio.

   "Los datos detallados clínicos, genómicos, transcriptómicos e inmunopatológicos producidos por este estudio servirán como un recurso valioso para la comunidad de inmunología del cáncer --prosigue--. Por lo tanto, este trabajo será importante para la investigación en curso en medicina de precisión e inmuno-oncología, ayudando a identificar qué pacientes pueden responder a las terapias actuales y proporcionar información fundamental para ayudar en el desarrollo de terapias de combinación racional para superar la resistencia en el futuro ".

   "Una cosa notable --resalta Choueiri-- es la colaboración entre múltiples disciplinas y partes interesadas: la inmunología, la patología, la genética, la experiencia computacional y clínica convergieron en un solo tumor, al tiempo que involucraron a las partes interesadas académicas y de la industria".

Para leer más